Durante la mañana de ayer jueves 1 de octubre, un incendio de proporciones afectó las instalaciones de la planta de congelados de jurel de Camanchaca Pesca Sur S.A., ubicada en Talcahuano, región del Biobío, y el cual fue combatido por compañías de Bomberos del Gran Concepción.

La planta había detenido su operación en julio de este año cuando finalizó la temporada de jurel, y se encontraba en proceso de mantenciones para iniciar una nueva temporada de dicho recurso pesquero en diciembre próximo.

“A las 17:00 de hoy (jueves), Bomberos ha declarado que el fuego está totalmente controlado. Las labores para determinar el origen del fuego se iniciarán tan pronto concluya la contención y extinción de este”, aseguró a eso de las 18:00 horas de ayer el gerente general de Camanchaca S.A., Ricardo García, en un hecho esencial emitido a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), con copia a las bolsas de Comercio de Santiago (BCS), Bolsa Electrónica de Chile y Bolsa de Valores de Valparaíso.

En el mismo documento, García afirmó que “el limitado número de personas que se encontraba en las instalaciones fue oportunamente evacuado y se encuentran indemnes”. Y añadió: “La información oficial provista a nuestra filial por la Comandancia del Cuerpo de Bomberos de Talcahuano, que coordina las labores de extinción, es que no ha habido liberación a la atmósfera de ningún tipo de gases o productos químicos, y que los estanques de amoniaco y petróleo, propios de una planta de congelación, se encuentran fuera de peligro”.

40.000 toneladas

En esta planta y durante el año 2019, Camanchaca Pesca Sur S.A. produjo y vendió aproximadamente 40.000 toneladas de jurel congelado, cuyos principales destinos fueron África y Latinoamérica, con ventas cercanas a los US$34 millones.

En ese marco, García detalló que para fines de este año y durante todo el 2021, Camanchaca Pesca Sur deberá privilegiar otros destinos de menores márgenes para la materia prima capturada, los que podrían significar una pérdida de margen de contribución de US$200 menos por tonelada capturada a precios vigentes.

Junto con precisar que esta planta no presta servicios o procesos a Salmones Camanchaca S.A. o a otras filiales de Camanchaca S.A., el gerente general de la compañía acuícola-pesquera reconoció que “el grado de compromiso de las instalaciones afectadas se estima significativo, pero Camanchaca Pesca Sur S.A. cuenta con los seguros apropiados para enfrentar esta contingencia”, esto es, seguros de propiedades, instalaciones, construcciones y equipos, todos los cuales debiesen cubrir la reposición de los activos siniestrados.

Adicionalmente, Camanchaca Pesca Sur S.A. cuenta con seguro de pérdida por paralización de actividades por hasta doce meses, que se aplicarían en la nueva temporada del jurel a iniciarse en diciembre de este año, por lo que buena parte de los márgenes de contribución esperados para la temporada del año 2021, estarían cubiertos. En consecuencia, en una primera estimación, no debiese haber efectos financieros materiales.

“Preliminarmente y sujeto a la evaluación que haga el directorio de nuestra filial, podrá procederse con la construcción o reconstrucción de una nueva planta de congelados”, cerró García.

*Fuente de la foto destacada: @TerremotoTalcah | Twitter.