Una serie de actividades conjuntas han efectuado la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) con el objetivo de fortalecer las capacidades de los equipos de profesionales de ambos organismos. Es así como el 1 de octubre, Sernapesca realizó la última de un total de tres presentaciones que explicaron en qué consiste la elaboración de un informe ambiental en un centro de cultivo.

Durante esta última jornada, profesionales de la Subdirección de Acuicultura, del Departamento de Gestión Ambiental de Sernapesca, expusieron sobre “Evaluación de Informes Ambientales (INFAs)”, de acuerdo con la normativa aplicable, cuyo cumplimiento debe ser fiscalizado por el Servicio.

Esta actividad contó con la participación de cerca de 35 funcionarias y funcionarios pertenecientes a ambas instituciones.

La primera presentación se llevó a cabo durante el mes de mayo y trató diversos temas, como la definición de una INFA, la normativa aplicable, solicitud y programación de muestreos. El segundo encuentro fue en junio, abordando principalmente la forma en que se ejecutan las INFAs por parte de las entidades de análisis adjudicadas y la fiscalización de Sernapesca.

Desde el punto de vista legal, las INFAs son el principal instrumento para la conservación y evaluación de las capacidades de los cuerpos de agua. Todas estas actividades de colaboración se enmarcan en el programa de trabajo que tienen definidas ambos organismos estatales para reforzar la estrategia de fiscalización ambiental en la acuicultura, el cual además incluye capacitaciones en el uso de imágenes satelitales y transferencia de información estratégica entre las instituciones.