Ayer, martes 6 de octubre, comenzaron las sesiones de la Conferencia GOAL 2020, organizada por la Global Aquaculture Alliance (GAA), y que en esta oportunidad se desarrolla de manera virtual. Uno de los módulos que concitó mayor atención fue el titulado “Esto lo cambia todo: Los sistemas de producción de acuicultura que modifican el paradigma y los pioneros detrás de ellos”, cuyos expositores fueron Lê Văn Quang, quien es presidente y director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) de Minh Phú Seafood Group; Robins McIntosh, vicepresidente ejecutivo de CP Foods; Ragnar Tveterås, profesor de la Universidad de Stavanger (Noruega); Atle Eide, presidente de SalMar ASA; y David Cahill, quien es líder global de producción de Pure Salmon.

Fueron estos últimos tres los que dedicaron toda su presentación al cultivo de salmones. En este marco, Ragnar Tveterås, quien es economista empresarial en el Departamento de Economía Industrial, Gestión de Riesgos y Planificación de la Universidad de Stavanger, además de escritor y conferencista, destacó tres sistemas de producción salmonicultora en el mar: AkvaFuture, FishGlobe y Preline.

En relación con el primero, el especialista detalló que se trata de 30 jaulas, donde cada una tiene un diámetro de 90 metros (m), 25 m de profundidad y una capacidad de 6.000 m3. “En este sistema los residuos y los sedimentos son removidos durante los ciclos productivos; además los lodos son reciclados para generar biogás, fertilizantes y otros productos renovables. Sin ir más lejos, en 2019 un total de 361 toneladas (t) de lodo seco fueron colectadas”, fue uno de los puntos destacados por el profesor de la Universidad de Stavanger.

A su vez, afirmó que en AkvaFuture casi no se requieren tratamientos contra los piojos de mar. “Tecnologías de sistemas cerrados de cultivo en mar reducirán la presión de las infestaciones en regiones en donde la producción se disminuirá ante el aumento en los niveles de parásitos (nuevo sistema del ‘semáforo’ aplicado por el Estado noruego). Esto, de acuerdo con el Instituto de Investigación Marina y el Instituto Noruego de Veterinaria”, adujo Tveterås.

LEA >> Gobierno noruego busca aumentar los impuestos a la salmonicultura

Sobre FishGlobe, el académico destacó que está fabricado con polietileno a alta densidad (abreviado al HDPE del ingles high density polyethylene) 100% reciclable; completamente cerrado para evitar los escapes; obtención de agua profunda para evitar los piojos; control de luminosidad para prevenir las maduraciones; optimización de la circulación de agua para aumentar el bienestar animal; entre otros ítemes.

Luego, mostró una lámina en donde se compara FishGlobe con un sistema de recirculación de acuicultura (RAS, por su sigla en inglés) en tierra. En ella, se aprecia que 180.000 smolts fueron sembrados, registrando FishGlobe una temperatura promedio de 8°C en el mar; mientras que en RAS el promedio se eleva a los 12-14°C. Ante lo cual, FishGlobe presentó una mortalidad menor al 1,5%.

Posteriormente, el académico habló sobre el Preline S-CCS, que es un sistema de canal flotante que bombea agua desde una profundidad de 35 con circulación constante a través de los “carriles”. En este contexto, Tveterås adujo que exponer a los peces a corrientes moderadas se considera un ejercicio aeróbico, lo que se percibe como mayor bienestar animal, crecimiento, optimización en el consumo de alimento, desarrollo muscular y salud cardíaca.

Para cerrar, el investigador de la Universidad de Stavanger comentó que “los sistemas marinos cerrados y semicerrados permiten la producción de post smolts y crecimiento de los peces a lo largo de los ciclos de cultivo, con un performance muy promisorio en términos de rendimiento biológico”. También comentó que aquí hay riesgos biológicos de los post smolts que se comparan favorablemente con los sistemas RAS y cero o casi cero registro de piojos, “convirtiéndose así en una tecnología más dentro de la batería que implica el futuro de la acuicultura. Eso sí, el Estado deberá acomodar sus regulaciones para estos sistemas”, concluyó Ragnar Tveterås.

Offshore

Offshore: La nueva frontera para el cultivo de salmón” fue el título de la presentación del presidente de SalMar ASA, Atle Eide, quien ha dedicado gran parte de su vida a la industria salmonicultora, incluso siendo parte de los inicios de Marine Harvest (hoy Mowi) junto con el magnate naviero John Fredriksen.

En este contexto, Eide se refirió a las jaulas gigantes “Ocean Farm 1” y “Smart Fish Farm” (también conocida como “Ocean Farm 2”), las cuales tienen una altura de 68 m y 70 m, un diámetro de 110 m y 160 m, pudiendo contener más de 1,5 millón y 3 millones de peces -respectivamente-. En términos de exposición, la primera permite HS 5.5 (olas de 11 metros) y la segunda HS 15.5 (olas de 31 metros).

En relación con el desarrollo de “Ocean Farm 1”, que ya registra dos ciclos productivos, el timonel de SalMar destacó que entre 2017 y 2020 (el proyecto se inició en 2012), se han podido instalar unos 20.000 sensores que -según afirmó- “proveen percepciones únicas de los peces, lo que hoy nos permite tener rendimientos biológicos que en un comienzo parecían solo sueños”.

Tras detallar los alcances de las dos jaulas gigantes de SalMar, Eide proyectó que el cultivo de salmón Atlántico (Salmo salar) en Noruega pasará de las 1,3 millón de toneladas (t) de 2019 a las 5 millones t en 2050, con el consiguiente aumento en la generación de empleos (42.400 directos e indirectos en 2018 a 169.000 a mediados de siglo, es decir, +299%).

Pure Salmon

El encargado de cerrar el módulo “Esto lo cambia todo: Los sistemas de producción de acuicultura que modifican el paradigma y los pioneros detrás de ellos” fue David Cahill, de Pure Salmon.

Desde Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos y que es donde la compañía tiene su oficina central, Cahill, quien es el timonel global de producción de Pure Salmon, detalló que el objetivo que tiene la compañía es llegar a cultivar cada año un volumen cercano a las 260.000 toneladas en distintas instalaciones alrededor del mundo, con peces cuyo peso promedio sea en torno a los 4-5 kilos.

LEA >> 8F recauda US$ 358 millones para la expansión de Pure Salmon

Para esto, subrayó, se requerirán economías de escala y capital humano avanzado. “Es así como hemos estado desarrollando nuestro Pure Salmon Academy, en donde estamos preparando profesionales aptos y calificados para la especialización que requieren los sistemas RAS”, manifestó Cahill.

También, adujo que los sistemas RAS “permiten una salmonicultura sustentable al hacer todo el ciclo de cultivo en tierra”, sin el consiguiente impacto en el mar y/o los desafíos que significa el compartir el borde costero con otras actividades productivas. “Y se puede hacer todo en las mismas instalaciones, desde la esmoltificación hasta el procesamiento, lo que lo hace sustentable, por ejemplo, al tener menor huella de carbono en términos de transporte, logística, control de emisiones, etcétera”, argumentó el ejecutivo.

LEA >> Martin Fothergill, director de Pure Salmon: “El futuro del cultivo de salmón está en tierra”

En la misma línea de los desarrollos que permiten los sistemas RAS, el representante de Pure Salmon destacó la implementación de nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial, internet de las cosas, Big Data, aprendizaje de máquinas (machine learning), entre otros.

Tras las palabras de Cahill, el presidente de la Alianza Global de la Acuicultura (GAA), George Chamberlain, quien ofició de presentador en el módulo, comentó que la capacidad proyectada hoy para todos los RAS de salmón en el mundo alcanza el 1,7 millón de toneladas, es decir, un tercio del global proyectado en la actualidad para toda la industria salmonicultora en sus distintos sistemas de cultivo.

LEA >> Producción de salmón en tierra: La tendencia que está revolucionando a la acuicultura mundial

LEA TAMBIÉN >> RAS Virtual Summit 2020: Expertos abordaron las claves y oportunidades de la producción de peces en tierra