Asegurando su “compromiso institucional de velar por los intereses nacionales en áreas de responsabilidad”, la Armada de Chile dio a conocer las labores de monitoreo a las flotas internacionales de pesca que operan en las inmediaciones del área económica exclusiva del país y/o que navegan con destino a sus zonas de captura en alta mar.

En este marco, el director de Seguridad y Operaciones Marítimas, contraalmirante litoral Eric Solar, explicó los protocolos que la institución tiene respecto a eventuales operaciones de naves extranjeras en aguas de responsabilidad nacional, preocupación que se ha hecho manifiesta en el último tiempo respecto a eventuales operaciones de la flota pesquera china que navega hacia la zona sur.

LEA >> Oceana analiza la ruta de flota pesquera china que depredó Galápagos y advierte que se dirige a Chile

LEA >> Asipes manifiesta preocupación por flota pesquera extranjera que se aproxima a la Zona Económica Exclusiva de Chile

LEA >> Subpesca asegura que “hay una preocupación permanente” por la flota china que se aproxima a las costas de Chile

LEA >> Sonapesca se suma a inquietudes por avance de embarcaciones asiáticas hacia el mar jurisdiccional chileno

Al respecto, el contraalmirante Solar puntualizó que “cada año, embarcaciones extranjeras navegan frente a nuestras costas y cruzan por el estrecho de Magallanes, como es el caso de las pesqueras chinas, quienes de forma habitual buscan calamar gigante (jibia), que por temporadas se encuentra disponible tanto en el océano Atlántico como en el Pacífico”.

De acuerdo con lo detallado por el representante de la Armada, todas estas naves son monitoreadas a través de un sistema de posicionamiento automático satelital (VMS), el cual reporta su posición a una central de monitoreo ubicada en la Secretaría de la Organización Regional del Pacífico Sur, ubicada en Nueva Zelanda, y al Estado de su respectiva bandera, por tanto, son naves autorizadas por dicha organización, siendo su labor de pesca una actividad lícita.

LEA >> Fiscalizan nave rusa en puertos de Valparaíso e Iquique

LE PUEDE INTERESAR >> Entregan balance tras término de la veda de la merluza común

En este contexto, la autoridad marítima nacional precisó que, según el registro histórico, el tránsito de estas flotas por aguas nacionales se efectúa dos veces al año, y están referidas al paso de las naves desde el océano Atlántico al Pacífico vía el estrecho de Magallanes, lo cual está autorizado por el Derecho Internacional Marítimo y que en promedio dura diez días para dirigirse a los caladeros de pesca. Posteriormente, una vez finalizada la temporada, los buques retornan al océano Atlántico.

“Pese a estar reglamentado su tránsito, la Armada de Chile mantiene un estricto y permanente control del tránsito de las flotas internacionales, a fin de actuar ante anomalías en el comportamiento de los buques y así garantizar el resguardo de los intereses nacionales”, aseveró Solar.

De acuerdo con sus palabras, la autoridad marítima, en cumplimiento con el decreto supremo del Ministerio de Relaciones Exteriores 141 del año 2015 que establece una Política de Combate a la Pesca Ilegal, No Declarada, No Reglamentada (INDNR) en alta mar, monitorea los 365 días del año el comportamiento de las flotas pesqueras extranjeras que operan adyacentes a la Zona Económica Exclusiva (ZEE) nacional.

Finalmente, el director de Seguridad y Operaciones Marítimas fue enfático en sostener que “la Armada de Chile tiene a disposición del resguardo de la soberanía todos sus medios aéreos, a flote y submarinos alistados para hacer cumplir la reglamentación internacional y garantizar el respeto a las normas nacionales que resguardan los intereses nacionales”.

LEA >> Enfatizan en la importancia de las Áreas Marinas Protegidas para la conservación de las especies migratorias

LEA TAMBIÉN >> En el Congreso: A tercer trámite proyecto que regula las condiciones de habitabilidad de embarcaciones