Ninguna otra producción de animales utiliza menos antibióticos que la acuicultura noruega. Y en 2019, los centros de cultivo de salmón casi eliminaron el uso de este tipo de medicamentos. Así lo destacó el Consejo Noruego de Productos del Mar (NSC, por su sigla en inglés) que citó los recientes datos del “Informe Anual sobre Uso de Antibióticos en la Acuicultura Noruega” que, según el NSC, “confirman el éxito continuo del enfoque de la salmonicultura en minimizar el uso de antibióticos en su producción”.

Durante el año pasado, solo se emitieron 16 prescripciones veterinarias para el cultivo de salmón noruego, la más baja jamás registrada, lo que significa que el 99% del salmón noruego se produjo sin tratamientos antibacterianos.

Vacunas y bienestar animal

Año tras año, el uso de antibióticos para tratar enfermedades en el salmón de cultivo ha disminuido, y de cifras ya insignificantes en 2018, se informó una reducción adicional del 77 por ciento en 2019. De acuerdo con el NSC, gracias a las vacunas efectivas y al enfoque en el bienestar de los peces, ha habido un 99 reducción porcentual en el uso de antibióticos en el salmón de cultivo noruego desde finales de los años ochenta. Las medidas han sido destacadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha reconocido el esfuerzo de Noruega por reducir el uso de antibióticos en la acuicultura.

“Noruega nunca ha producido más salmón que en 2019, pero el uso de antibióticos sigue disminuyendo. Este es el resultado de un fuerte enfoque en el bienestar de los peces y la seguridad alimentaria en la industria, y estamos orgullosos de decir que la acuicultura noruega es la mejor del mundo en lo que respecta al uso de antibióticos en la producción de alimentos”, comentó la directora ejecutiva (CEO) del NSC, Renate Larsen.

En 2019, se cultivaron 1,3 millón de toneladas de salmón en los fiordos de la costa noruega, y la industria solo tuvo que usar 222 kilos (kg) de antibióticos. En comparación, la producción de animales terrestres noruega utilizó 4.673 kg, algo que, de todas maneras, también es muy bajo para los estándares internacionales.

LEA >> Jaulas cerradas y semicerradas, RAS y offshore: En GOAL 2020 destacan el potencial de los nuevos sistemas de producción de salmones

LEA TAMBIÉN >> Exportaciones de productos del mar de Noruega se mantienen en buen nivel pese a disminución en septiembre

En ese contexto, Renate Larsen sostiene que “a pesar de la sólida documentación de la industria noruega”, todavía existen mitos sobre el salmón de cultivo y los antibióticos.

“Mucha gente todavía cree que los antibióticos son un problema para el salmón de cultivo, lo que no podría estar más lejos de la verdad. Es un hecho bien documentado que el uso ha sido casi nulo durante muchos años. Los consumidores pueden estar seguros de que el salmón noruego no contiene antibióticos y es una opción segura y saludable en sus platos”, enfatizó la CEO del NSC.

El informe NORM-VET de 2019 es el vigésimo informe anual de este tipo y presenta datos sobre la resistencia y el uso de antibióticos en el cultivo de animales y la producción de alimentos en Noruega.

LEA TAMBIÉN >> Sernapesca: Continúa tendencia a la baja en uso de antibióticos en la salmonicultura nacional

RELACIONADO >> Senado: Discuten proyecto que busca evitar la resistencia antimicrobiana

*Créditos de la foto destacada: NSC.