Las Empresas B Almaciguera y NodoChile anunciaron un acuerdo de trabajo para la elaboración de reportes de sostenibilidad bajo la metodología de Global Reporting Initative (GRI).

Esta alianza concreta un acuerdo de interdependencia que caracteriza a las compañías que cuentan con la certificación B, donde se propicia la colaboración como amplificador del impacto positivo que cada empresa busca generar. En este sentido, destacan la importancia de la colaboración entre los especialistas de cada área que buscan ir más allá de producir un informe físico para las empresas sino una experiencia de conocimiento y mejora interna en pos de la sostenibilidad.

Según Francisca Sotta, directora ejecutiva de consultora Almaciguera: “Creemos que esta alianza nos permitirá avanzar en la implementación de la sostenibilidad en la estrategia de las empresas. Sin duda, la experiencia de ambas consultoras será de gran valor para trabajar la sostenibilidad con una mirada de largo plazo, aumentando el valor de las organizaciones”.

Ambas consultoras, con equipos de trabajo con experiencia en reportes y capacitación en estándares GRI, buscan proporcionar una representación transparente, equilibrada y clara del desempeño de sostenibilidad de una organización -incluyendo tanto las contribuciones positivas como negativas a su entorno-. Además, representan las mejores prácticas a nivel global para informar públicamente los impactos económicos, ambientales y sociales de una entidad.

Del mismo modo, Pilar de la Cerda, cofundadora de NodoChile, expresó que “este servicio pondrá a disposición de las empresas del sur una manera de profundizar el profesionalismo y la transparencia con que buscamos instalar la sostenibilidad en las empresas, usando la herramienta de los estándares GRI para evaluar los enfoques de gestión con que se aborda la relación con el medioambiente y los distintos grupos humanos en la realidad actual de las organizaciones, del país y del desafío global del Desarrollo Sostenible”.

Esta alianza busca ser un aporte al trabajo que las consultoras realizan en la actualidad con sus clientes y una invitación a las empresas del sur de Chile a medir y gestionar el impacto que generan sus operaciones, siendo un  aporte al territorio, a sus grupos de interés y al mismo tiempo aumentar su valor en el largo plazo.