Entre el domingo 20 de septiembre y este jueves 15 de octubre, el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) realizó el proyecto anual titulado “Condiciones bio-oceanográficas y evaluación de stock desovante de anchoveta entre las regiones de Arica y Antofagasta, año 2020”. Este crucero, llamado MOBIO-MPH, está a cargo de la Dra. Jessica Bonicelli y forma parte de los trabajos científicos que lleva a cabo el Departamento de Oceanografía y Medio Ambiente de la División de Investigación Pesquera del IFOP.

De los siete cruceros que realiza el Instituto al año en el buque de investigación “Abate Molina”, este se desarrolla en paralelo con Colombia, Ecuador y Perú, países coordinados por la Comisión Permanente del Pacífico Sur (CPPS).

Luis Parot Donoso, quien es el director ejecutivo del IFOP, destacó que la dotación de investigadoras e investigadores en este importante crucero internacional tuvo una marcada mayoría femenina. “En el campo de la ciencia pesquera realizada a bordo esto no es algo habitual, principalmente por las incomodidades que presentan las naves antiguas que no fueron diseñadas pensando en la estadía de mujeres. Sin embargo, la realidad actual y el avance en las políticas de género, facilitan la integración, ganando todos y todas con el aporte de investigadoras altamente especializadas. Para IFOP, entonces, sin duda es un motivo de orgullo abrir y consolidar estos espacios y fortalecer nuestro espíritu institucional”, expresó Parot.

Por su parte, la Dra. Bonicelli explicó que cada año se realizan numerosos cruceros de investigación en buques científicos y el número de mujeres a bordo ha sido cada vez mayor. Es así como en 2019 ejerció como jefa de crucero a bordo del “Abate Molina”, con un grupo de diez investigadores y ocho investigadoras. Este crucero navegó por 33 días en el mar del norte de Chile, colectando muestras y registrando datos a lo largo de una extensa grilla, con el fin de evaluar el estado reproductivo de la anchoveta y las condiciones oceanográficas y meteorológicas de su ambiente.

“La labor de todo el equipo fue excelente y con un alto profesionalismo, y gracias a su trabajo se lograron todos los objetivos del proyecto. Y este año, me da gusto dirigir un equipo de investigación y técnico compuesto principalmente por mujeres profesionales en el ámbito de la biología, química y oceanografía, ya que años atrás las mujeres participaban mucho menos a bordo de los barcos de investigación oceanográfica”, detalló la Dra. Bonicelli.

A su vez, resaltó el profesionalismo de cada una de las integrantes del equipo en el crucero 2019 y 2020, y dijo sentirse orgullosa de que su primera experiencia como jefa de crucero y jefa de proyecto, sea en un ambiente de participación creciente de mujeres investigadoras y técnicas marinas.

“Me da gusto decir que mi género nunca ha sido un impedimento para desarrollarme como científica, pero eso es solo gracias a las mujeres que lucharon por un trato igualitario. Gracias a ellas, ahora soy bióloga y doctora en oceanografía, pude ser jefa de crucero, y trabajar con otras mujeres profesionales en buques de investigación”, manifestó la Dra. Jessica Bonicelli.