La labor conjunta entre organismos nacionales como la autoridad marítima e internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés) está activo y es fundamental para obtener la sostenibilidad de los recursos acuáticos, y la seguridad y salud ocupacional de los buzos en pesquerías de pequeña escala -o artesanal- contribuyendo así tanto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas (ONU) como a la Política Oceánica Nacional.

Así lo declaró recientemente la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar) que afirmó que así como gestiona y/o colabora en proyectos “como uno de tantos instrumentos para llevar a cabo la misión de cautelar el cumplimiento de leyes y acuerdos internacionales, con el objetivo de dar seguridad a la navegación, proteger la vida humana en el mar y preservar el medio ambiente acuático y los recursos naturales marinos”, la FAO, por su parte, también utiliza esas instancias como una herramienta para lograr su marco estratégico y así, generar grandes transformaciones en pos de cumplir los ODS, realizando acciones integrales que incluyen promoción de la protección social y seguridad ocupacional de los trabajadores de la pesca, las cuales luego deben implementarse localmente a través de regulaciones o acciones de políticas públicas.

LEA >> Acuicultura de pequeña escala en Chile

LEA TAMBIÉN >> Respeto a los Derechos Humanos y al Medio Ambiente: Los grandes retos del mundo empresarial

“En el tema del buceo en pesca artesanal, existe un trabajo de cooperación entre Directemar y FAO, el cual está en línea tanto de la Política Oceánica Nacional como de la Cooperación Sur-Sur del Estado de Chile en la región de América Latina y el Caribe, siendo esta última una oportunidad de cooperación técnica y no financiera que, mediante acciones directas y proyectos, concentra esfuerzos en traspasar capacidades y conocimientos en materias de políticas públicas, donde la articulación chilena tiene una aproximación al desarrollo desde un enfoque multidimensional”, subrayó el organismo dependiente de la Armada.

Dado lo anterior, y teniendo en cuenta las acciones de la autoridad marítima nacional en la materia, las cuales consideran una articulación intersectorial con otros organismos del Estado, se pueden generar alianzas con distintos actores públicos y privados del rubro, tanto a nivel central como en regiones, y también con los mismos beneficiados, es decir, los ciudadanos buzos de todo el país. Fue así como la Oficina Subregional de la FAO para Mesoamérica con sede en Panamá, organizó un trabajo mancomunado con expertos dentro de los que estuvo la Directemar como única autoridad marítima invitada de Latinoamérica.

Resultado de este tipo de acciones articuladas, es la reciente publicación de la FAO titulada “Lineamientos Referenciales para Legislar o Regular el Buceo en la Pesca Artesanal de América Latina y el Caribe” la cual busca otorgar las directrices y herramientas para un ordenamiento pesquero que garantice la seguridad y salud ocupacional de los buzos artesanales de la región, cuya institucionalidad y gobernanza, que orienta y promueve el documento, está en el mismo sentido de trabajo que desarrolla la Directemar, aseguró la Armada de Chile.

En términos generales, esta divulgación de la FAO busca abordar la necesidad de diversos países de Latinoamérica y el Caribe, los cuales expresaron la necesidad de contar con asistencia técnica para atender el creciente problema de la accidentabilidad de los buzos artesanales en la región.

RELACIONADO >> Directora nacional de Sernapesca: “No tenemos tiempo, el mar nos necesita ahora”

“Por un lado, teniendo presente que el ordenamiento pesquero supone tareas de administración, manejo y fiscalización, tanto de las pesquerías como de sus pescadores, donde la función de la Directemar es más que solo el monitoreo y control, sino que también posee alcances en distintos ámbitos del tema, adquiriendo cada vez mayor participación en la discusión de los mismos y en el trabajo intersectorial para abordarlo como Estado, participando además activamente en reuniones, comités y acuerdos con organismos de la ONU; y por otro lado, considerando que la FAO, en términos pesqueros, es quien lidera el cumplimiento del ODS N°14 ‘Vida Submarina’, la implementación del Enfoque Ecosistémico Pesquero en el ordenamiento de la pesca, y el combate de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR), el objetivo es mantener esta alianza a futuro, con la finalidad de que la Directemar no solo colabore, sino que sea un actor relevante en distintas instancias de la FAO, por ejemplo, en el cumplimiento del Código de Conducta para la Pesca Responsable, la aplicación de las Directrices para lograr la Sostenibilidad de la Pesca de Pequeña Escala o la celebración del 2022 como ‘Año Internacional de la Pesca y Acuicultura Artesanales’, entre otras, en pos tanto de la sostenibilidad de los recursos acuáticos, como de la seguridad y salud ocupacional de sus pescadores, especialmente de los buzos de pesquerías de pequeña escala de Latinoamérica y el Caribe”, resumieron desde la Armada.

Descargue a continuación el documento completo de la FAO >> LINEAMIENTOS PARA EL BUCEO EN LA PESCA 2020

LEA TAMBIÉN >> Directora nacional de Sernapesca explica la estrategia de vigilancia por presencia de flota pesquera china

RELACIONADO >> Excanciller Heraldo Muñoz respalda la creación de un Ministerio del Mar

LE PUEDE INTERESAR >> Directemar: Centro Zonal de Puerto Montt finaliza la instalación de equipos que aumentan la eficiencia de la señalización marítima

*La foto destacada es de contexto y corresponde a archivo de la Seremi de Salud Los Ríos.