La industria del salmón en Chile va a contar con una nueva alternativa para el tratamiento del cáligus (piojo de mar), parásito que le genera millonarios costos anuales a las empresas del sector.

Esto, luego de que Servicios Marítimos Altamar Ltda. le comprara a la noruega SMIR las primeras dos líneas del sistema mecánico para el control de la caligidosis, Hydrolicer.

A diferencia de otras tecnologías utilizadas en la industria local, este sistema no usa productos químicos, operando con agua de mar a temperatura ambiente y baja presión. De esta manera, es una solución más amigable con el medioambiente y también con los peces, ya que reduce el estrés y promueve el bienestar animal, aseveró la compañía en un comunicado de prensa.

LEA >> Aseguran que Hydrolicer será 50% más económico que el peróxido y con hasta 99% de eficiencia

LEA TAMBIÉN >> Hydrolicer: SMIR continúa avanzando en el control del piojo de mar y bienestar animal

“Estamos haciendo una gran inversión, ya que creemos que esta tecnología es lo que necesita la industria del salmón en Chile, debido a que es ambientalmente muy amigable”, afirmó Carlos Piderit, gerente comercial y de operaciones de Servicios Marítimos Altamar, compañía que hace más de 20 años le presta servicios a las salmonicultoras, principalmente apoyando a los centros de cultivo en mantención de redes, limpieza, remolque, levantamiento de fondeo y traslado de centros, entre otros.

Por su parte, el director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) de SMIR, Øyvind Nymark, destaca que este negocio es un gran hito para la empresa, debido a que por primera vez Hydrolicer será utilizado en el hemisferio sur. “Estamos ansiosos porque la industria acuícola chilena pruebe nuestra tecnología”, subrayó.

LEA >> Hydrolicer: Tecnología para tratar el cáligus ha mostrado interesantes resultados en el hemisferio norte

Las dos unidades del Hydrolicer, que tienen una capacidad de tratamiento de 70/80 toneladas (t) por hora, serán montadas en una embarcación que está siendo remodelada para prestar el servicio de tratamiento de cáligus. Se trata de el “Pionero”, un barco oceánico de gran autonomía y capacidad muy similar a los que se utilizan en Europa.

LEA >> Mowi Escocia contará con moderna embarcación para el tratamiento del piojo de mar

LEA TAMBIÉN >> SMIR y Mowi se refieren al barco limpiador de peces “Hydro Patriot”

La operación de esta tecnología, eso sí, estará a cargo de SMIR. “Técnicos noruegos tendrán la responsabilidad de velar por el correcto funcionamiento de los equipos, con el fin de garantizar los buenos rendimientos que ha exhibido este sistema en el hemisferio norte, donde hay 145 equipos operando, tanto en Noruega como en Escocia y Canadá”, explicó el gerente general de Servicios Marítimos Altamar, Patricio Bram.

LEA >> Implementan importante proyecto para tratamiento mecánico de piojo de mar

Ricardo Moraleda, gerente de SMIR Chile, agrega que este acuerdo no solo garantiza que Hydrolicer opere en forma óptima, sino que le va a dar la seguridad a la industria que el manejo de los peces va a ser el adecuado, dada la experiencia de la compañía noruega.

LEA >> Hydrolicer: Llega a Chile tecnología de alta eficiencia para la eliminación del cáligus

“Estamos muy contentos por la confianza en esta tecnología innovadora y sustentable, ya que vamos a poder demostrar en Chile los excelentes resultados exhibidos en el hemisferio norte”, comenta el ejecutivo de SMIR.

 

Potencial de mercado

SMIR y Servicios Marítimos Altamar están optimistas con este negocio, porque es el primer paso en Chile, mercado que tiene un gran potencial de crecimiento.

LEA >> Salmonicultura: Nuevas opciones para el tratamiento del cáligus

“Esperamos crecer y aumentar nuestra oferta y capacidad de servicio de tratamiento de cáligus”, puntualizó Patricio Bram, quien destaca que cuentan con el apoyo del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), “en el sentido de que ellos están preocupados del tema ambiental y esta es una solución que va en línea con esta tendencia”.

La fábrica de SMIR en Noruega ya comenzó a desarrollar las primeras dos líneas del Hydrolicer para la industria nacional. Considerando tiempos de fabricación, transporte y montaje, la embarcación “Pionero” va a estar operativa a partir de enero del próximo año, con una capacidad para atender de dos a tres centros en un mes. “Confiamos en que nos va a ir muy bien”, sostiene Bram, quien revela que el proyecto está diseñado para ampliarse a hasta seis líneas (210/240 t hora).