Como parte de las actividades del Acuerdo de Producción Limpia (APL) que promueve la reutilización, el reciclaje y valorización de los desechos asimilables a domiciliarios, especialmente plásticos en embarcaciones pesqueras, cocineros de los barcos pesqueros están realizando diversos cursos que permiten reutilizar y evitar pérdidas de insumos en las cocinas.

Los talleres, que se realizan de forma online, permitirán que los encargados de las cocinas de las embarcaciones adquieran técnicas culinarias para reutilizar productos y cocinar en forma saludable. De esta forma, se enseñará a elaborar “potages” (plato a base de verduras y legumbres cocidas) y fondos de cocción como medio para reutilización de vegetales; también elaborar ensaladas y salsas para ensaladas con ingredientes utilizados en preparaciones previas y métodos de cocción que cuidan los nutrientes para la elaboración de comida más saludable.

El chef Frederic Emery, encargado de las capacitaciones y jefe de carrera de Gastronomía Internacional y Tradicional Chilena de Santo Tomás Puerto Montt (región de Los Lagos), subraya que es necesario generar procesos y procedimientos para evitar la generación de desperdicios: “En el mundo se calcula que botamos un 50% de los alimentos que producimos, esto no solo genera desechos sino también contribuye al calentamiento global, y por otro lado, tenemos más de la mitad de la población mundial que está desnutrida. En este sentido, que la pesca industrial, un eslabón esencial de la cadena alimenticia, esté haciendo un esfuerzo para contribuir a la reducción de estos desperdicios y, además, aprovecharlos para mejorar la alimentación de las tripulaciones de sus buques haciendo platos más saludables me parece que va en el sentido correcto de hacer las cosas”.

Emery, quien ha capacitado a manipuladoras de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), Servicio Nacional de Menores (Sename) y de empresas que prestan servicios de alimentación en la industria salmonicultora, agregó que “utilizando las técnicas adecuadas y reforzando la importancia de estos procesos podemos eliminar casi la totalidad de los residuos alimenticios. Igual vamos seguir generando algunos desperdicios como la piel de los vegetales, los huesos, los espinazos y otros, pero ahora ya podemos decir que le sacamos todo el sabor y nutrientes antes de desecharlos, lo que es un tremendo logro, además estamos haciendo comida más saludable. Ahora, si sumamos el proceso de separación de residuos para poder reciclarlos, no falta mucho para tener cocinas más sustentables”, enfatizó.

El presidente de la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca), Osciel Velásquez, por su parte, manifestó que “este tipo de iniciativas aportan un granito de arena para el manejo responsable de los residuos arriba de las embarcaciones, que buscan cambiar la cultura de los pescadores industriales, a través de diversas capacitaciones, las que han sido muy bien recibidas por nuestros trabajadores”.

El director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Augusto Hermo, junto con destacar el avance del APL que contribuye a una actividad pesquera sustentable y amigable con el medioambiente, comentó que “es muy valorable el compromiso de promover hábitos de cocina saludable ya que conlleva varios beneficios, como mejorar la nutrición y la salud de la tripulación, reducir la generación de residuos en las embarcaciones y hacer frente al problema de la pérdida y desperdicio de alimentos, ya que la comida que no se consume también representa un desperdicio de recursos utilizados para su producción, como la tierra, el agua, la energía y las semillas”.

Además, a través de Sonapesca, se han realizado diversos cursos para la tripulación de los pesqueros en alta mar de las regiones de Arica y Parinacota, Iquique, Antofagasta y Biobío, como el OMI 1.38 de sensibilización con respecto al medio marino y evitar la eliminación de residuos al mar, el cual fue dictado por la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar). También, los realizados por el Ministerio del Medio Ambiente sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que tienen foco en la conservación y utilización sostenible de los océanos, mares y recursos marinos, así como a garantizar modalidades de consumo y producción sustentable. Además, de los realizados en 2019 con el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) sobre rescate de especies acuáticas, en los que participaron 635 personas en total.

El acuerdo firmado por Sonapesca y sus gremios asociados -Asipnor, Asipac y Asipes- busca generar acciones para eliminar “cero residuos al mar” y evitar el impacto de este tipo de elementos en el mar, en el que participan Compañía Pesquera Camanchaca, Camanchaca Pesca Sur, Blumar, Orizon, Corpesca y PacificBlu.

Pese a la pandemia, desde Sonapesca dicen que se ha logrado un gran avance, verificándose que las empresas han habilitado receptáculos para el acopio de residuos en cada nave para su posterior reciclaje, ordenamiento en las compras por empresa y embarcación, desarrollo de informes sobre la cantidad de residuos generados en la nave, construcción de líneas de base de generación de residuos, evaluaciones mensuales por nave para el control de disposición final y trazabilidad de residuos, entre otras.

El presidente de Sonapesca también destacó los esfuerzos para fomentar el consumo de productos del mar y su incorporación en los programas de alimentación escolar, eligiendo una alimentación con menor huella de carbono y más saludables para la comunidad escolar, la que entrega diversos beneficios para su salud a temprana edad.