Ya está en vigencia un convenio de intercambio de información entre el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) y el Servicio Nacional de Aduanas (SNA) que les permitirá potenciar su rol fiscalizador y el desarrollo de sistemas para garantizar una mejor y más expedita atención al usuario, entre otras iniciativas.

El documento fue suscrito por Alicia Gallardo, directora nacional de Sernapesca, y José Ignacio Palma, director nacional de Aduanas.

Los jefes máximos de los organismos destacaron que ambos servicios están facultados legalmente para intercambiar información con el fin de facilitar el cumplimiento de sus funciones, por lo que contar con una herramienta que les permita compartir información es sumamente relevante.

En ese contexto, Alicia Gallardo destacó que “mediante este convenio en el marco de la Red Sustenta (Red de Fiscalización para la Sustentabilidad de la Pesca y Acuicultura), esperamos complementar el accionar de ambas instituciones a modo de agilizar los trámites de exportación de productos pesqueros y/o acuícolas, realizando un control más eficiente y expedito de la normativa vigente y garantizando así la mantención de los mercados de destino de nuestros productos”.

Por su parte, José Ignacio Palma subrayó que “con la firma de este convenio estamos avanzando en dos aspectos muy importantes para nuestro Servicio, y también para Sernapesca: por un lado, acogemos el llamado que se nos realiza desde el nivel central para que todos los organismos del Estado aunemos esfuerzos colaborativos que permitan que la gestión sea cada vez más eficiente, coordinada, y por tanto, más cercana a los usuarios. Por otro, nos permite avanzar en uno de los ejes estratégicos de Aduanas, respecto al uso inteligente en la gestión de la información, la que permite decisiones estratégicas sobre la base del análisis de la gran cantidad de datos y flujo de información que administra el Servicio, y que se enriquece con esta herramienta”.

El convenio estipula también la posibilidad de intercambiar experiencias y transferir tecnologías para un mejor aprovechamiento y fluidez de los procesos de modernización. Ambas instituciones, entonces, se comprometen a promover capacitaciones integradas y acciones conjuntas en las áreas de su competencia.