Una exitosa siembra de semillas de ostra chilena (Ostrea chilensis) realizó el equipo de profesionales de la Universidad Arturo Prat (UNAP) en el sector de Quetalmahue, Ancud, provincia de Chiloé, región de Los Lagos, en el marco del proyecto financiado a través del programa “Bienes Públicos para la Competitividad” de la División Innova de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), que busca desarrollar un protocolo coordinado con la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) con el que distintas organizaciones de pesca artesanal del país puedan realizar su propio repoblamiento de recursos bentónicos al amparo de planes y comités de manejo.

Esto lo detalló el director del proyecto, Juan Fermín Gutiérrez Pedreros, quien además de valorar la participación de expertos en el equipo como Marcela Ávila (algas) y René Vega (ostras), explicó que a grandes rasgos, la iniciativa busca “diseñar el camino que podrían tener todos los comités de manejo bentónico para hacer repoblamiento, y como piloto, nosotros estamos trabajando en tres recursos que son de interés de la comunidad, que es la chicoria de mar (Chondracanthus chamissoi), luga negra (Sarcothalia crispata) y la que sembramos hoy en Quetalmahue, que es la ostra chilena”.

LEA >> Proyecto de la UNAP realizó primer repoblamiento de luga negra en Ancud

En esa línea, Gutiérrez precisó que dicho sector es uno de los polígonos autorizados para efectuar repoblamiento de ostra chilena, motivo por el cual se organizó la actividad con el Comité de Manejo Bentónico de la Bahía de Ancud, con quienes prepararon el fondo marino “y se extrajeron desde un centro de cultivo autorizado de bahía Hueihue las semillas que estaban creciendo, para trasladarlas hacia acá para hacer una siembra en el lugar, lo cual será monitoreado en una semana más para realizar una medición de densidades y mortalidades”.

De acuerdo con el director de la iniciativa, a futuro “y esperando coincidir con la etapa reproductiva, traeremos reproductores hembras que estén a punto de evacuar larvas que se fijan rápidamente a los sustratos que hemos puesto y así tendríamos tres generaciones de ostras en este sector”.

Como conclusión, Gutiérrez aclaró que lo que busca el proyecto “es iniciar el proceso de la mejor técnica de repoblamiento de una forma que sea sencilla, eficaz y apropiable por los pescadores, de tal manera que no dependan de este proyecto para continuar haciendo esto varias veces”, lo que a la larga contribuiría a la recuperación de bancos naturales por parte de las organizaciones de pescadores artesanales.

Por su parte, el presidente del Sindicato Bahía Quetalmahue y representante del Comité de Repoblamiento de Ancud, Gabriel Álvarez, recalcó la importancia de realizar este tipo de actividades, porque, según enfatizó, “aquí en la pesca artesanal estamos abandonados y los productos se van extinguiendo y es importante que haya repoblamiento para nuestras futuras generaciones”.

Finalmente, el representante del Sindicato de Quetalmahue, Hugo Vargas, destacó el interés de la UNAP de trabajar con la ostra chilena, “porque en el invierno lo que más se trabaja es la ostra; entonces es un recurso importante para recuperar”.

*Créditos de fotos: Equipo UNAP.