Pese a las complicaciones de un 2020 en pandemia y en confinamiento -también para la ciencia-, investigadoras e investigadores del Centro i~mar de la Universidad de Los Lagos (ULagos) adjudicaron un total de $486.183.000 para desarrollar proyectos de investigación en los próximos tres años.

En primer lugar, el concurso de proyectos Fondecyt de Iniciación en Investigación 2020 adjudicó un total de 97 millones 238 mil pesos al proyecto de la doctora Pamela Fernández denominado “Adaptación local en múltiples estadíos de vida y poblaciones: Implicancias para mantener la resiliencia de las algas pardas al cambio climático en proceso”, para ser desarrollado entre noviembre de este año y noviembre del 2023.

El Concurso de Proyectos Fondecyt de Iniciación busca promover a jóvenes investigadores(as) a través del financiamiento de proyectos de investigación científica o tecnológica, en todas las áreas del conocimiento y con una duración de dos a tres años.

Más en detalle, el proyecto de la Dra. Fernández busca entender la potencial respuesta adaptativa de las grandes algas pardas como M. pyrifera (huiro) a lo largo de sus distintos estadíos de vida, frente a futuros cambios ambientales. Particularmente, se evaluará la adaptación y plasticidad de esta especie ante la variabilidad de cambios de pH en el mar, nutrientes y temperatura, según explicó la investigadora.

En otro ámbito, el Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef), mediante el Concurso IDeA I+D 2020 de Fondef/ANID, adjudicó un total de 188 millones 945 mil pesos al doctor Daniel Varela para ejecutar el proyecto “Desarrollo de una herramienta tecnológica que permita el uso de huellas hiperespectrales oceánicas para la detección remota de algas nocivas (FAN)”.

El Dr. Varela precisó que el proyecto busca desarrollar una solución a partir del uso de imágenes hiperespectrales en las que se pueda reconocer y distinguir la emisión de diferentes componentes de la columna de agua, en particular especie de fitoplancton nocivos. “El eje central de esta propuesta consiste en la optimización de esta herramienta tecnológica, a partir de resultados preliminares promisorios, y montarla en un vehículo aéreo no tripulado (UAV) que facilite la realización de monitoreos y la detección en terreno de algas nocivas, en tiempo real, en conjunto con la empresa Adentu Ingeniería y Sernapesca Los Lagos”, detalló el investigador.

A su vez, el Concurso IDeA I+D 2020 de Fondef/ANID también adjudicó 200 millones al doctor Alfonso Gutiérrez para desarrollar el proyecto titulado “Identificación biomolecular de ecotipos naturales para optimización del cultivo en hatchery y mar de cochayuyo (Durvillaea incurvata): Reconocimiento de atributos comerciales”.

El Dr. Gutiérrez enfatizó que el objetivo del proyecto es identificar ecotipos de D. incurvata con características biomoleculares de interés comercial entre poblaciones naturales en el sur de Chile, para dar valor agregado a la biomasa de cultivo en hatchery y mar, prospectando la generación de productos elaborados.

“Se destaca la asociación estratégica entre la Universidad de Los Lagos, el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) y las empresas Cultivos Cholche y Seaweed Place, dedicadas al cultivo y al proceso de comercialización y exportación de cochayuyo, respectivamente”, apuntó Gutiérrez.