Un trabajo de fiscalización integral entre las oficinas de Coronel y Talcahuano -región del Biobío- del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) permitió detectar siete maxisacos con un total de 11 mil 250 kilos de huiro negro transformado en producto seco picado. Esto, tras realizar una inspección en una planta elaboradora ubicada en Cabrero.

La alarma surgió en Coronel (también en la región del Biobío), luego que fiscalizadoras y fiscalizadores detectaran movimientos de comercialización, pero con una materia prima sin visación por trazabilidad, como lo exige la normativa vigente.

“Tras pericias y la revisión documental pertinente, un equipo de la Dirección Regional Talcahuano realizó una inspección in situ, revisando el stock disponible y encontrando la partida sin acreditación de origen legal (AOL) que motivó el operativo”, detalló Sernapesca en un comunicado entregado durante la tarde de este jueves 29 de octubre.

Toda la importancia de las algas

Las algas, como el huiro negro, forman praderas en la zona intermareal y submareal, crecen fijas a las rocas, sirven de refugio y alimento para moluscos, crustáceos, peces y otras especies marinas; y además, son vitales en la producción de oxígeno.

LEA >> Llaman a cuidar los bosques de algas

RELACIONADO >> Sociedad Chilena de Ficología se refiere a proyecto que busca incluir a la pesca y acuicultura en Ministerio de Agricultura

En este contexto, el director regional de Sernapesca Biobío, Claudio Báez, explicó que “si bien en nuestra región (Biobío) las algas no están sujetas a cuotas ni a veda, Sernapesca lleva registro de su extracción, y en esta temporada han estado también sujetas a la fiscalización con enfoque de riesgo para cumplir con nuestro mandato de velar por el cumplimiento normativo para la sustentabilidad de la actividad extractiva. Fue así que detectamos esta tenencia y transformación con materia prima sin acreditación de origen, por lo que procedimos a la incautación y a la respectiva citación a tribunales”.

Con el desarrollo de la industria cosmética, alimenticia, vitivinícola, entre otras, aumentó la demanda de este recurso, y en la zona se extrae en grandes cantidades, principalmente en Tomé, Talcahuano y Coronel, las que luego de ser procesada (secada y picada) se exporta para la producción de “alginatos” principalmente al mercado asiático.

LEA TAMBIÉN >> Directora nacional de Sernapesca: “No tenemos tiempo, el mar nos necesita ahora”

RELACIONADO >> Valparaíso: Sernapesca incauta 1 tonelada de pesca ilegal