A las 00:00 horas de este lunes 2 de noviembre, se abrió la temporada de captura de sardina y anchoveta para las embarcaciones artesanales e industriales que tienen saldo de cuota disponible para este año.

La cuota efectiva de pesca anual fue de 295 mil toneladas, de cuales ya se consumió en la primera temporada el 73,9%, dejando un saldo disponible de la cuota RAE de 77 mil 150 toneladas. Sin embargo, se suman también cesiones de cuota del sector industrial que se han traspasado al artesanal, dejando un total disponible para esta segunda temporada de 124 mil toneladas de cuota de captura de sardina y anchoveta.

Claudio Báez, quien es el director regional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), informó que “en Biobío se concentra el mayor número de embarcaciones artesanales dedicadas a esta pesquería. Son casi 600 embarcaciones las que tienen autorización de captura de estos recursos, no obstante, en el primer periodo operaron 383 y los desembarques se registran principalmente en Coronel, Lota, Talcahuano y San Vicente. Son 23 los puntos de desembarques donde se abastecen nueve empresas pesqueras para procesar esta materia prima”.

A su vez, enfatizó que Sernapesca mantendrá la fiscalización de la flota pesquera y las plantas de elaboración, además de la certificación de desembarques obligatoria para todos los armadores.

“El foco de fiscalización este segundo periodo está en el control de cuota. Cabe señalar que hay doce organizaciones más la cuota residual para armadores no asociados, con cuota de captura cerrada, es decir, ya consumieron todo su saldo disponible y no pueden realizar más extracción. Además, iremos avisando oportunamente el consumo de cuota a las organizaciones con saldo de cuota disponible para extracción, para evitar que se excedan en la pesca permitida por normativa”, aclaró Báez.

LEA >> Pescadores advierten que habrá una “drástica disminución” de la cuota de sardina común

LEA TAMBIÉN >> Cuotas de sardina y anchoveta: Pescadores acusan que “es la institucionalidad la que está fallando”

A pesar de la contingencia sanitaria por el Covid-19 (coronavirus), desde el primer periodo Sernapesca implementó un programa de control en terreno focalizado en agentes de riesgo de incumplimiento, lo que ha permitido contener el indicador de fauna acompañante para evitar el subreporte.

Así también, Sernapesca Biobío ha implementado un programa de monitoreo satelital regional, a raíz de la operación de pesca en primera milla de las bahías prohibidas por la resolución exenta N°919 de 2018. Esta fiscalización remota ha permitido al Servicio disuadir la operación de naves en zonas no autorizadas, y además, a la fecha se han cursado denuncias a 38 embarcaciones con una captura contraviniendo la norma, equivalente a 2.797 toneladas.

LEA TAMBIÉN >> Conapach: “Chile es mar y la mayoría de los pescadores no se han sentido escuchados”

RELACIONADO >> Presidente de la Cámara de Diputados respalda a pescadores que piden no entrar al Ministerio de Agricultura