Una denuncia por extracción ilegal de algas en caleta Angosta, al sur de la región de Atacama, activó un operativo que involucró a las tres oficinas del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) en dicha región, el cual culminó con la incautación de 23,5 toneladas de huiro negro y 822 kilos de huiro palo.

El operativo comenzó cerca de las 08:30 de la mañana, cuando personal de la oficina de Huasco recibió una llamada telefónica informando que un camión se encontraba cargando huiro “barreteado” (arrancado ilegalmente con un chuzo o barreta) en caleta Angosta, para luego dirigirse hacia el norte de la región.

Desde la oficina de Huasco, Sernapesca avisó a la Dirección Regional en Caldera, quienes a eso de las 16:00 horas detectaron el camión en la carretera y lo siguieron para ver qué dirección seguía. Al verificar que continuaba rumbo al norte dieron a su vez aviso a la oficina de Chañaral, que en coordinación con Carabineros de esa comuna finalmente interceptaron y detuvieron el vehículo.

Al revisar la carga, se confirmó que se trataba de un importante traslado de huiro negro, recurso actualmente en veda, y de una partida menor de huiro palo, el cual se encuentra en veda entre el 1 octubre y el 31 de diciembre.

RELACIONADO >> Decomisan más de 11 toneladas de huiro procesado

De igual manera, las y los inspectores del Servicio detectaron que el transportista –que trabaja para una comercializadora de Tocopilla, región de Antofagasta– tenía ya una citación por una infracción similar el pasado 29 de julio, reincidencia que podría agravar la sanción por este nuevo incumplimiento. Todos los antecedentes fueron puestos a disposición del Primer Juzgado de Letras de Chañaral.

El director regional de Sernapesca Atacama, Guillermo Mery, destacó el trabajo de coordinación realizado tanto entre las oficinas de la repartición como con Carabineros de Chile, particularmente con los efectivos de Chañaral que efectuaron la detención del vehículo en la Ruta 5 Norte.

“Esto refleja el compromiso que tanto nuestra institución como otros organismos fiscalizadores tenemos con la protección de estos recursos que son esenciales para el ecosistema marino de la región y de una gran importancia económica para muchas familias, cuando es aprovechado de manera racional, sustentable y apegado a la normativa”, enfatizó la autoridad.

Finalmente, Mery agradeció a la ciudadanía “que en forma responsable hace denuncias sobre las actividades ilegales. Esto facilita la labor que hacemos las instituciones que fiscalizamos la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA), como Carabineros, la Armada y Sernapesca. El alga es un recurso que está con plan de manejo en la región, por lo tanto respetar esta medida permite que este recurso sea sustentable en el tiempo”.

LEA TAMBIÉN >> Comisión de Pesca del Senado despacha a Sala articulado de proyecto bentónico