El estudio jurídico Figueroa y Cía. se ha ampliado hacia nuevas áreas de práctica, tras la unión de profesionales. Con esto, se busca entregar una asesoría integral, acorde con las necesidades de los clientes y a los nuevos desafíos legales de las empresas, afirmó la compañía en un comunicado de prensa.

Lo que unió a estos profesionales, todos formados en la Universidad Católica de Chile, fue su visión común de innovar en materia de asesorías legales en la zona, creando así un estudio moderno, interdisciplinario, que pueda atender integralmente a las empresas locales en sus distintas necesidades.

Según adujo Nicolás Figueroa, socio fundador, «el estudio está también desarrollando un nuevo e interesante servicio de compliance, consistente en ofrecer a las empresas un correcto manejo de riesgos legales, de sus gobiernos corporativos y sus ejecutivos, con la debida confección de protocolos internos a la medida de cada empresa y la capacitación de sus ejecutivos y empleados». A su vez, comentó que pretenden crecer con nuevos profesionales y nuevas áreas de práctica. Por lo pronto, su sumará un experto en materias legales tributarias en los próximos meses.

Es un cambio de paradigma local, añadió, desde una asesoría muy unipersonal a una asesoría legal amplia, con trabajo en equipo, buscando soluciones creativas para cada situación. «Lo que antes se buscaba en Santiago (región Metropolitana) y sus grandes estudios, hoy está disponible en el sur», afirmó.

Nicolás Figueroa y Loreto Orrego llevan más de diez años asesorando a empresas de la zona, algunas de estas de la industria salmonicultora, inmobiliarias y de servicios. Con experiencia en litigios y resolución de conflictos, derecho civil, asuntos laborales e inmobiliarios, entre otros.

Es así como al estudio hoy se une Juan Ignacio Mendicute, quien trabajó por años en el sector público y es experto en materias administrativas, reclamaciones y presentaciones ante autoridades, y en derecho inmobiliario, llevando más de cinco años atendiendo a clientes locales relacionados con el sector inmobiliario y de diversas áreas productivas y de servicios, entre otros; Martín Rasmussen, magíster en administración de empresas (MBA) por la Universidad de Texas, Austin (Estados Unidos), quien trabajó en estudios jurídicos de Santiago y tiene experiencia en temas corporativos, reorganización de empresas, financiamiento y adquisiciones, además de temas relacionados con libre competencia; y finalmente, Gonzalo Cruzat, LLM en Duke y en su calidad de consultor senior asociado, es experto en libre competencia y ha asesorado a clientes en litigios en la materia, como en la fusión Lan-Tam, juicio ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) contra Cencosud en Valdivia (región de Los Ríos), y el reciente juicio contra la ANFP en representación de Deportes Valdivia.

El estudio tiene su sede en Puerto Varas (región de Los Lagos) y desde ahí, con sus nuevos socios, seguirá abarcando a los clientes en las diversas regiones en donde se encuentren, cerró la compañía.