Un mes antes de que la pandemia por el Covid-19 (coronavirus) fuese una emergencia sanitaria en el país, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) lanzaba su programa “Caleta Más Cerca”, que no tenía otra ambición más que acercar a la institución pública a los territorios costeros donde trabajan y viven las y los pescadores artesanales, buzos, recolectores de orilla y algueras, con el propósito de establecer facilidades para el cumplimiento normativo pesquero, dado su especial compromiso con el sector artesanal.

Así lo aseguró Sernapesca en un comunicado de prensa donde precisó que las regiones de Valparaíso y Maule habían sido seleccionadas para partir con este programa piloto, que contaba con una casa rodante itinerante desplazándose por caletas artesanales para proveer atención a usuarias y usuarios. Pero el coronavirus llegó para interrumpir los planes y la vida de todos y todas.

LEA >> Se agrava crisis en las caletas pesqueras de Chile

En este escenario, la directora nacional de Sernapesca, Alicia Gallardo Lagno, pidió a los equipos regionales “ingeniárselas” para no abandonar a las y los usuarios ni a las caletas por más aisladas que estuviesen. “Comenzamos a modernizar nuestros procedimientos, a establecer fiscalización remota, análisis documental, monitoreo satelital, certificación electrónica de exportaciones, etcétera; una serie de cambios para operar de manera eficiente en pandemia y mantener a resguardo a nuestros funcionarios. Sin embargo, nuestra preocupación constante era con aquellos usuarios, no familiarizados con la tecnología, y con pocas herramientas informáticas, o en territorios sin acceso a internet”, relató Alicia Gallardo.

Una de las primeras medidas implementadas con sectores alejados de las oficinas de Sernapesca fue establecer la mensajería instantánea y los contactos por teléfono para poder entregar información normativa, asesorar sobre la declaración de extracción de recursos, entre otros. La misión era una sola: el Estado a través de Sernapesca a disposición del sector pesquero artesanal.

Sorteando la brecha digital

“Y así comenzamos a avanzar, luego de los llamados y la mensajería sumamos correos electrónicos, y fuimos más allá. En agosto, la Dirección Regional de Sernapesca Ñuble en Chillán, una de las primeras comunas del país en cuarentena y sometida a cordones sanitarios, implementó un computador operado en forma remota para facilitar el cumplimiento normativo. En Caleta Perales de la comuna de Coelemu (provincia de Itata, en la región de Ñuble), los funcionarios se conectan mediante videollamada para enseñar y acompañar a los pescadores en sus trámites, evitando que incurran en incumplimientos por desconocimiento o falta de apoyo”, detalló la directora de la entidad.

José Toledo Vergara, quien es el presidente del Sindicato de Pescadores de Perales, se manifestó motivado con esta nueva forma de asistencia: “Es bueno porque nos ayudan a nosotros que nos cuesta esto de la computación, así que aquí organizamos a los socios para que vengan cuando Sernapesca se conecta, nos ayudan también nuestros hijos que igual son capacitados por Sernapesca y eso ha sido de gran ayuda”.

Gestión al servicio del usuario

En la región de Aysén el “Caleta Más Cerca” siguió innovando, y en la búsqueda de generar una modalidad de contacto directa y permanente con las y los usuarios de caletas remotas, crearon un WhatsApp informativo a través de los cuales se consultan saldo de cuotas de pesca, aperturas y cierres de pesquerías, modalidades de actualización de antecedentes del registro pesquero y habilitación sanitaria de embarcaciones, entre otros.

Como la región de Aysén tiene un vasto territorio y la cobertura telefónica no es óptima en todos lados, Sernapesca decidió también usar los medios de comunicación. “Acá es muy importante agradecer la gestión de todos. Este año como muchos servicios tenemos restricción presupuestaria, pero el equipo regional consiguió espacio radial para llegar a todos los usuarios. La emisora de la Municipalidad de Las Guaitecas facilita una hora los martes, dos veces al mes para un programa radial de Sernapesca en que se entrega información en radio La Voz del Ciprés”, destacó Alicia Gallardo.

LEA >> En Aysén: Funcionarios de Sernapesca realizan difusión a las caletas a través de programa radial

Las iniciativas innovadoras se repiten en varias regiones del país. En Biobío, por ejemplo, se confeccionan cápsulas informativas que se distribuyen por mensajería, además de establecer buzones en caletas pesqueras artesanales aisladas. En Valparaíso se han realizado reuniones a través de Zoom con todas las caletas de pescadores artesanales en la región; en Magallanes, al igual que en Aysén, funcionarias y funcionarios de Puerto Williams difunden a través de la radio local, además en dicha región crearon una página de Facebook para informar a las y los pescadores artesanales.

“Más conectados que nunca”

La pandemia obligó un confinamiento, un aislamiento social, sin embargo, ha motivado a servicios públicos como Sernapesca, a idear nuevas formas de comunicación y prestación de servicios. “Este año hemos mantenido una dotación en terreno, en fiscalización y certificación de desembarques con foco en el resguardo de pesquerías estratégicas, y tenemos otro grupo de funcionarios en teletrabajo, que han realizado una gran labor, permitiendo que pese al distanciamiento estemos más conectados que nunca a nuestros usuarios gracias a la capacidad de adaptación del programa ‘Caleta Más Cerca'”, finalizó Alicia Gallardo.

“Hoy ‘Caleta Más Cerca’ está formalmente instalado y funcionando en todo el país, abarcando temas del mayor interés de los pescadores, facilitando trámites y capacitando en temas como trazabilidad, acreditación de origen legal (AOL), Registro Pesquero Artesanal (RPA), Ley de Caletas, entre los más recurrentes, y ha contado con el apoyo de la pesca artesanal, así como de los funcionarios gracias a un innovador estilo”, cerró Sernapesca en el mismo comunicado de prensa.