Recientemente, Blumar entregó a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) sus resultados correspondientes al tercer trimestre de 2020. Según lo informado, al comparar los resultados al cierre del periodo con los obtenidos al cierre del tercer trimestre de 2019, se observan variaciones a nivel de Ingresos, EBITDA y EBIT por +19%, -71% y -97%, respectivamente.

Según lo descrito, la utilidad después de impuestos registró una disminución de MUSD -57.343, la cual llegó a MUSD -44.238 en el periodo. Esta diferencia se explica exclusivamente “por un menor resultado en el segmento acuícola producto de los menores precios obtenidos durante el periodo, los que han sido afectados fuertemente por la pandemia mundial, y que se traduce también en un menor ajuste por fair value”, explicó la compañía.

La compañía detalló que los resultados acumulados al cierre del tercer trimestre de 2020 respecto del mismo periodo del año 2019 se comparan favorablemente en el caso del segmento pesca, pero negativamente, como ya se mencionó, en el segmento acuícola. En el segmento pesca destacan las mayores ventas de los tres principales productos: jurel congelado, harina y aceite de pescado. En el segmento acuícola, en tanto, el menor resultado tiene su causa en la baja del -28% en el precio promedio de ventas respecto del mismo período del año anterior.

“El siniestro que afectó al centro Caicura en junio de 2020 se encuentra reconocido en los presentes estados financieros. A nivel de biomasa, se registra una pérdida de MUS$ 12.153 y a nivel de activos MUS$ 3.258. Este centro contaba tanto con seguros de biomasa como de activos, por lo que también se encuentra reconocida una cuenta por cobrar por seguros de MUS$ 13.977 dentro del activo corriente. Por otro lado, a nivel de resultados en otras pérdidas no operacionales se encuentra reconocida una pérdida por MUS$ 2.097 correspondiente a los deducibles de dichos seguros”, informaron.

Por su parte, el segmento pesca presentó un EBITDA superior en MUSD 14.927 al cierre del tercer trimestre del año 2020 con respecto al tercer trimestre del año 2019. Esta situación se explica principalmente por un aumento en el volumen de venta de jurel congelado, harina y aceite de pescado. Estos últimos registraron también un aumento en el precio promedio de ventas, respecto del mismo período del año pasado.

Segmento acuícola

En el informe también se detalla que el volumen vendido de salmón Atlántico al cierre del tercer trimestre del año 2020 presentó un aumento de +88% respecto del mismo periodo de 2019, originado por el comienzo de cosechas en la región de Magallanes. Por su parte, el precio promedio tuvo una baja de -28%.

En efecto, del total de salmón Atlántico cosechado en 2020 (49.095 toneladas WFE), 20.784 toneladas WFE son atribuibles a la región de Magallanes. Estas toneladas, a su vez, fueron cosechadas con un costo histórico para la compañía de 3,01 US$/kg WFE y fueron procesadas principalmente en la planta de salmones en Talcahuano, debido a que la planta de proceso en Magallanes (Entrevientos) no alcanzó a estar terminada a tiempo por efectos del Covid-19.

“Cabe destacar que, durante el tercer trimestre del presente año comenzó la operación de la planta Entrevientos, con una capacidad instalada de 50.000 toneladas WFE al año”, informaron.

En el caso del salmón coho, el volumen de venta disminuyó en un -48% respecto al cierre del tercer trimestre del año 2019, y el precio cayó en -22%. Por su parte, el costo ex-jaula del tercer trimestre del año 2020 alcanzó los 3,4 US$/kg WFE, resultado un 22% inferior al obtenido en el mismo periodo del año 2019.

A nivel acumulado, el costo ex-jaula de la compañía asciende a 3,3 US$/kg WFE, resultando un 17% inferior al acumulado del año anterior. “Estos mejores resultados productivos tienen su origen en una menor mortalidad, mejor conversión de alimentos y mayor productividad respecto del mismo periodo”, manifestaron desde Blumar.