Un kit de trabajo compuesto por ropa impermeable, botas, guantes y gorro, recibieron 27 mariscadoras y algueras de la región de Coquimbo, en el marco de un programa impulsado por el Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y de la Acuicultura de Pequeña Escala (Indespa).

El equipo, de estándar profesional, busca mejorar la seguridad y comodidad con que estas recolectoras de orilla desarrollan sus labores cotidianas.

A nivel nacional, el programa implica una inversión cercana a los $300 millones y contempla la distribución de 510 kits en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins, Maule, Ñuble, Biobío, Los Ríos, Los Lagos y Magallanes.

En Coquimbo, puntualmente, la entrega de la indumentaria partió en la caleta San Pedro de la comuna de Los Vilos.

Las 27 primeras recolectoras que recibieron sus implementos cumplen tareas, además de la caleta San Pedro, en Chigualoco (Los Vilos) y en otros dos asentamientos de la comuna de Ovalle: Talca y El Sauce.

Estas algueras y mariscadoras optaron específicamente a dos tipos de sets que incluyen: bota jardinera impermeable, guantes, chaqueta impermeable y gorro con cubre cuello; y pantalón impermeable, chaqueta impermeable, guantes, botas de agua y gorro con cubre cuello, respectivamente.

«Es importante porque de los años que uno lleva de recolectoras de algas jamás le habían regalado algo importante como para cuidar su ropa, su trabajo. Esto protege del frío, del agua y de las piedras», comentó la presidenta del sindicato Algamar de caleta Talca, Susana Galleguillos.

El resto de las beneficiarias de Coquimbo, quienes optaron a un kit con traje de surf, guantes, botines antideslizantes y gorro con cubre cuello, accederán a su indumentaria próximamente, cuando parte del equipamiento llegue desde el extranjero.