Recientemente, Grieg Seafood publicó su informe para el tercer trimestre de 2020. Al mismo tiempo, la compañía presentó una actualización de sus ambiciones, estrategias y prioridades hacia el futuro.

Entre los aspectos destacados del tercer trimestre de 2020, figura un volumen de cosecha de 21.201 toneladas (21.028 toneladas en el tercer trimestre de 2019), con un EBIT negativo antes del ajuste del valor razonable de NOK 192 millones, y un EBIT negativo por kg de NOK 9,0.

La compañía mencionó que en el trimestre los mercados siguieron perturbados, mostrando precios spot bajos, los que tuvieron un impacto negativo de NOK 92 millones en las ganancias en el trimestre en comparación con el periodo correspondiente a 2019. Destacó el buen desempeño en Rogaland y Finnmark, mientras que la rentabilidad de Shetland se vio afectada negativamente. De hecho, Grieg Seafood decidió cesar sus operaciones en la Isla de Skye.

Al comentar sobre el desempeño del grupo, el CEO de Grieg Seafood, Andreas Kvame, dijo que “el tercer trimestre fue un desafío. Los efectos del Covid-19 afectaron negativamente los precios en todos los mercados y experimentamos dificultades operativas fuera de lo común en la Isla de Skye. Por otro lado, nuestras regiones noruegas obtuvieron buenos resultados. Se avanza en nuestro proyecto de Terranova, y en nuestro nuevo centro de producción están creciendo peces sanos. Sin embargo, para reducir el riesgo en la fase inicial del proyecto, hemos decidido aplazar la construcción de la primera unidad de post-smolt hasta 2023, sin retrasar nuestro objetivo de recolectar 15.000 toneladas en 2025”.

“En 2020 no hemos podido cumplir nuestras ambiciones. Grieg Seafood tiene el objetivo claro de crear valor y estamos tomando medidas decisivas e implementando acciones para mejorar nuestro desempeño en los próximos años. Reduciremos el costo por unidad en todas las regiones, con el apoyo de métodos de cultivo rentables y sostenibles y aumentaremos de manera rentable nuestra producción de salmón en alrededor de un 45% hacia 2025”, añadió Andreas Kvame.

De acuerdo con lo descrito, Grieg Seafood planea centrarse en regiones de alto potencial de Noruega y Canadá, así como introducir medidas de costo-eficiencia en las áreas de producción de smolts, mejorando también la salud y el bienestar de los peces, y enfocándose en prácticas acuícolas preventivas.

Para más detalles, pinchar aquí.