Cada kit contiene mochilas con pulverizados, amonio cuaternario y mascarillas de media cara. Estos fueron entregados al personal del municipio, del Cesfam, Bomberos, pescadores y estibadores quienes se encargaron de efectuar el proceso de sanitización en lugares con gran afluencia de personas.

La alcaldesa de Caldera (región de Atacama), Brunilda González, explicó la crítica situación que ha impactado al país y valoró el apoyo de Copec en este periodo: «En una pandemia que no ha dado tregua y que ha afectado sanitaria y económicamente a las comunidades más pobres de nuestro país y en donde los municipios más pequeños nos hemos visto profundamente afectados desde el punto de vista económico, Copec ha demostrado estar involucrada en los problemas de Caldera y sus habitantes; ha sido una empresa responsable socialmente en una comunidad donde ellos no solamente tienen instalada una planta de combustible sino que tienen incorporado en el trabajo solidario también a sus trabajadores».

Así como la higienización se llevó a cabo en viviendas, establecimientos para adultos mayores, ambulancias, locales comerciales, entre otros, las y los pescadores y estibadores del puerto de Caldera también lo hicieron en sus lanchas y en la caleta.

«Estos kits han sido sumamente importantes para el sector pesquero, porque en Caldera hay restricción al ingreso del puerto por ser un lugar de bastante tránsito. Entonces, nos han servido para proteger no solo a los pescadores de acá, sino también a las personas que nos visitan. Con ellos sanitizamos las embarcaciones y podemos cumplir con los requerimientos sanitarios que nos piden para poder abrir», manifestó Miguel Ávalos, presidente de la Corporación de Pescadores Artesanales de Caldera.

La entrega de insumos de sanitización busca proteger y prevenir el contagio potencial en la comunidad de Caldera frente a eventuales rebrotes, y dar continuidad a otras iniciativas en las que Copec ha participado a nivel local, como la entrega de combustible -entre abril y septiembre- a los vehículos de emergencia de todos los servicios de salud que dependen del municipio y para las ambulancias del SAMU de toda la región. Además de elementos de protección para trabajadores de la salud y de la entrega de amonio cuaternario para pescadores.

«El trabajo coordinado y colaborativo es la clave para hacer frente a la pandemia y sus consecuencias. Nuestro interés como compañía es aportar en la búsqueda de soluciones que mejoren la calidad de vida de nuestros vecinos y, en particular en el caso del coronavirus, en todo el país, nos hemos enfocado en apoyar al sistema de salud para disminuir las posibilidades de contagio y mejorar la trazabilidad», aseguró el jefe de la Planta Caldera de Copec, Carlos Amaro.

*Fuente de la foto destacada: Sernatur.