La fiscalización de las denominadas pesquerías estratégicas no se detiene y esta vez fue en Tomé, región del Biobío, donde funcionarias y funcionarios del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) lograron interceptar un medio de transporte que llevaba 2 mil 500 kilos de reineta sin acreditación de origen legal (AOL).

“La reineta incautada fue extraída en la costa de la región del Maule y estaba ingresando a nuestra zona para ser comercializada, pero pudimos detectarla y sacarla de circulación. Dado que el recurso estaba fresco y apto para consumo humano, la incautación se donó al hogar de adultos mayores Villa Nazareth de Tomé, y a otros hogares filiales de la congregación”, detalló el director regional de Sernapesca Biobío, Claudio Báez.

Miles de familias

En la región del Biobío hay procedimientos especiales de control sobre tres pesquerías principales: “Como Sernapesca tenemos controles continuos sobre la reineta, la merluza común y la pesca de pelágicos pequeños, sardina común y anchoveta, ya que son recursos económicamente estratégicos en nuestra región, y de la sustentabilidad de esas pesquerías dependen miles de familias“, enfatizó Báez.

La reineta es un recurso no sujeto a cuota de captura, sin embargo, es una pesquería con acceso cerrado, es decir, que solo pueden extraerla embarcaciones de armadores que tienen autorizada su extracción.

LEA TAMBIÉN >> Recursos del mar: Descubren planta de proceso clandestina e incautan 1.443 locos

RELACIONADO >> Alerta por dramática deforestación de bosques de macroalgas en el norte y centro de Chile