Nova Austral reportó ingresos por US$39,7 millones durante el tercer trimestre de este año (3T2o20), lo que representa un incremento del 26% en comparación con el mismo período de 2019 (3T2019). Los menores precios del salmón durante la pandemia fueron compensados ​​por mayores volúmenes vendidos. La compañía experimentó un incremento de 3 mil toneladas versus el tercer trimestre del año pasado, logrando 26,9 mil toneladas vendidas en los últimos doce meses.

En cuanto a las ventas por mercado, Rusia y Estados Unidos han sido los principales impulsores del aumento interanual de las ventas. En el mercado ruso, Nova Austral experimentó un crecimiento del 130%, mientras que el mercado estadounidense contribuyó con un aumento del 13% en las ventas frente al mismo período del año pasado.

En términos del mix de productos, las ventas crecieron en todas las categorías excepto en filetes congelados. La compañía continúa enfocando sus esfuerzos de ventas en productos frescos (48% de crecimiento interanual) y porciones congeladas (54% de crecimiento interanual).

El Ebitda (beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros) fue de US$-8,7 millones en el 3T2020, afectado por los bajos precios de mercado, y costos y gastos extraordinarios. En cuanto al impacto en los precios, Nova Austral vendió 2,9 mil toneladas de existencias de HON (pescado con cabeza) congelado al bajo precio de commodity (US$4,75 / kg versus US$11,44 /kg para el volumen restante vendido en el período). Los costos y gastos extraordinarios fueron básicamente: US$2,5 millones de pérdida del joint venture (empresa conjunta) con Trusal (afectado por el brote del virus de la anemia infecciosa del salmón -ISAv- en uno de los centros de aguamar), US$0,9 millones de costos en centros de aguamar no sembrados debido a informes ambientales (INFAs) negativas, US$0,9 millón de costos por licencias no utilizadas en el canal Beagle, US$0,3 millones en gastos legales extraordinarios, y US$0,1 millón asociados a indemnizaciones por reorganización.

Excluyendo estos costos y gastos extraordinarios, el Ebitda habría sido de US$-4,1 millones. “Cabe mencionar que no se generaron ingresos por Ley Navarino por falta de cosecha propia durante el 3T2020 (en el 3T2019 los ingresos generados por ese concepto fueron de US$6,8 millones)”, aseguró la salmonicultora.

Pandemia

A pesar del impacto del Covid-19 (coronavirus) en la región de Magallanes y de la Antártica Chilena durante los últimos meses, la planta, los centros de cultivo y la piscicultura de Nova Austral han seguido funcionando con normalidad. A su vez, la empresa afirmó que ha continuado cumpliendo con toda la demanda y pedidos de productos frescos.

“La pandemia de Covid-19 es un desafío para la industria. Estamos haciendo todos los esfuerzos necesarios para proteger a nuestros empleados y mantener la cadena de suministro de alimentos a nuestros clientes principales. Los precios del salmón se vieron muy afectados en los últimos meses, y esperamos que la nueva vacuna ayude a la industria a recuperar el próximo año parte de la actividad perdida en 2020”, dijo la compañía en la presentación de los resultados financieros.

Últimos hechos clave

Con el fin de dejar en período de descanso algunos de los centros de aguamar de Nova Austral con restricciones de almacenamiento en las áreas operativas principales, la compañía concretó un acuerdo con Australis para arrendar dos licencias en la zona de Skyring por hasta dos ciclos productivos. Se espera sembrar el primer centro de aguamar en enero de 2021 y el segundo en abril de 2021, ambos con smolts provenientes de la piscicultura de Nova Austral.

Después del período de descanso, la empresa podrá planificar la siembra normal en esos centros de aguamar.