Kvarøy Fiskeoppdrett AS y Seløy Sjøfarm AS, ambas clientes de Aquabyte, son las primeras empresas acuicultoras en recibir el visto bueno para operar una de sus instalaciones utilizando solo el conteo automático de piojos. El recuento se realiza de forma continua con el sistema de recuento de piojos de Aquabyte.

“Esto significa no tener que sacar los peces de la jaula todas las semanas para el conteo manual y, por lo tanto, permite optimizar las operaciones y mejorar el bienestar de los peces”, así lo afirmó Aquabyte, que dijo tener “éxito con la tecnología de machine learning para el conteo automático de piojos del salmón implementada con la ayuda de una configuración de cámara robusta”. Sin embargo, hasta ahora, los clientes se han enfrentado al desafío de tener que contar también los piojos del salmón manualmente de acuerdo con el Reglamento de Piojos de Noruega.

“Es una decisión largamente esperada que la Autoridad Noruega de Seguridad Alimentaria (NFSA, por su sigla en inglés) haya otorgado su aprobación para contar los piojos del salmón automáticamente. Nuestra experiencia es que el sistema Aquabyte nos brinda datos confiables, no solo una vez a la semana, sino continuamente. La decisión significa que podemos redirigir los recursos que usamos para el conteo manual a otras tareas”, expresó Håvard Olsen de Kvarøy Fiskeoppdrett.

Por su parte, Jan Erik Jakobsen de Seløy Sjøfarm manifestó que tomar medidas contra los piojos del salmón en una etapa temprana es crucial para poder cultivar de manera responsable. “Por lo tanto, la mejor calidad posible de los datos es de suma importancia y contribuirá a un mejor bienestar de los peces al permitirnos programar las medidas en mayor medida”.

“Y poder obtener los datos de forma continua, independientemente del clima y el viento, ha sido un sueño durante varios años y esta tecnología nos dará esto y más”, agregó Jan Erik Jakobsen.

Aquabyte tiene clientes a lo largo de la costa noruega, y todo estos ahora pueden solicitar la aprobación del conteo manual de piojos, tal como lo han efectuado Kvarøy Fiskeoppdrett y Seløy Sjøfarm.

“Este es un día histórico para el <em>machine learning</em> y la automatización de los procesos de acuicultura. También es un buen día para el bienestar de los peces, ya que supondrá una importante reducción en la manipulación de ellos. Y tendremos aún más que hacer, ya que queremos ayudar a todos nuestros clientes a solicitar la aprobación”, dijo el director gerente de Aquabyte Noruega, Hans Runshaug (en la foto de la derecha).

De igual manera, afirmó que han preparado “un paquete de documentación completo y un proceso que cumple con las pautas y requisitos de la Autoridad de Seguridad Alimentaria de Noruega. Todos nosotros en Aquabyte estamos felices y orgullosos de tener el primer sistema aprobado para el conteo automático de piojos”, concluyó Runshaug.