La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) ordenó medidas provisionales (MP) de carácter preprocedimental a la empresa Australis Mar S.A., titular del proyecto “Centro de Engorda de Salmónidos ‘Península Barros Arana al Este de Punta Obstrucción’ N°PERT 207122118”, ubicado en el sector de Punta Obstrucción, comuna de Natales, provincia de Última Esperanza, región de Magallanes y de la Antártica Chilena.

Las medidas solicitan al titular ejecutar un “Plan de Extracción y Disposición Final de los Restos Náufragos” (materiales y residuos) acopiados en el borde costero circundante al centro, producto de su arrastre por acción de las corrientes, por lo que deberá contemplar una limpieza al menos dos veces por semana y hasta dos semanas después de efectuado el reflotamiento del pontón “Australis 27”, así como también una descripción del manejo que se dará a los materiales y residuos recuperados.

“Para cumplir con lo ordenado, el titular deberá reportar semanalmente el detalle de las labores de limpieza realizadas en cada periodo y acumuladas desde el inicio de dichas acciones, conteniendo la descripción del tipo de residuo extraído, ubicación georreferenciada, cantidad (kg), lugar de almacenamiento transitorio y de disposición final, adjuntando los respectivos documentos de respaldo”, precisó la SMA.

Otra de las medidas ordenadas por la Superintendencia, es la presentación por parte de la compañía de un “Plan de Monitoreo Ambiental” que considera la toma de muestras en columna de agua (superficie) y posterior análisis, para la detección de presencia de hidrocarburos asociados al petróleo diésel, tanto directamente en el área de ocurrencia de la contingencia, como también en sectores aledaños (costa adyacente y límite de la Reserva Nacional Kawésqar). Esta acción tendrá una frecuencia de ejecución diaria de hasta dos semanas después de retirado el combustible contenido en el pontón “Australis 27”, contemplando, además, la remisión de reportes diarios con los resultados de las actividades desarrolladas.

Tanto las actividades de muestreo como de análisis, deberán ejecutarse por entidades técnicas de fiscalización ambiental (ETFAs) autorizadas por la Superintendencia del Medio Ambiente.

LEA >> Blumar reporta nuevos resultados de las campañas realizadas tras hundimiento del centro “Caicura”

En complemento, el titular debe presentar un “Informe Consolidado” con los resultados de todos los análisis de las muestras obtenidas durante su periodo de aplicación, el que deberá ser remitido a la Superintendencia dentro del plazo de diez días hábiles después de la emisión del último informe de análisis de muestras por parte de la respectiva ETFA y contener un análisis temporal de las concentraciones de hidrocarburos en el área monitoreada.

Según explicó el jefe regional de la SMA en Magallanes, Andy Morrison, “lo relevante es que conforme con las inspecciones submarinas realizadas en el área no se ha detectado la rotura ni presencia de fugas provenientes del estanque de combustible, que contenía aproximadamente 1.500 litros de petróleo diésel. Asimismo, el artefacto naval hundido no contenía en su interior alimento de salmones, productos químicos, mortalidad ensilada ni residuos peligrosos”.

Añadió que -sin perjuicio de ello- la Superintendencia del Medio Ambiente ha ordenado medidas que tienen por objeto monitorear la condición del área y efectuar la limpieza de los sectores aledaños, a efectos de controlar los riesgos al medioambiente derivados del evento, complementando además las acciones ya dispuestas por la autoridad marítima para el retiro del combustible y el reflotamiento de la estructura.

Australis: Mantendrán monitoreo diario

Respecto de esta información desde Australis señalaron lo siguiente: “la compañía comparte lo solicitado por la autoridad y, tal como lo ha hecho desde el primer día de ocurrido el hundimiento del pontón, continuará tomando todas las medidas que sean necesarias e implementando los planes de acción preventivos que activó desde la misma noche del incidente. Para la empresa es muy importante continuar monitoreando la situación a diario, de manera de poder actuar de forma inmediata en caso que sea necesario, dando así cumplimiento a todos los requerimientos de la autoridad”.