La acuicultura es una de las industrias que presenta las mayores tasas de expansión y crecimiento productivo a nivel global. En Chile su crecimiento ha sido exponencial, debido a las favorables condiciones geográficas y ambientales. Sin embargo, esta realidad ha estado acompañada de la aparición de diversos brotes infecciosos producidos por diversos agentes bacterianos y virales, generando millonarias pérdidas económicas, e impactos sanitarios y medioambientales.

El salmón Atlántico (Salmo salar), principal especie en la acuicultura industrial, es una de las especies más vulnerable a la acción de estos agentes patógenos. Teniendo en cuenta los millones de salmónidos que son introducidos en los centros de cultivo marinos cada año, junto con el empleo de vacunas -algunas de estas ineficaces- y los grandes volúmenes de antimicrobianos para el control de las enfermedades, es clave conocer los mecanismos inmunológicos de estos peces para la implementación de una correcta estrategia sanitaria.

LEA >> Concluye la semana mundial de concienciación de la resistencia antimicrobiana

Este es el eje de la investigación que realiza el doctor en ciencias y académico de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad San Sebastián (USS) Juan Pablo Pontigo. “Actualmente las vacunas en peces tienen una baja eficiencia. Esto responde al desconocimiento de cómo funciona su sistema inmunitario. Por eso es importante poder determinar las bases de defensa inmunológica que poseen”, explicó el profesional.

La investigación publicada por la revista Developmental and Comparative Immunology identificó un receptor en salmón Atlántico que activa una respuesta inmunológica frente a la bacteria Piscirickettsia salmonis -uno de los principales problemas sanitarios de la salmonicultura-, cuyo hallazgo podría ser clave para la generación de una alternativa eficiente y económica de tratamiento.

“Los receptores captan las señales de los patógenos y tienden a activarse para generar una respuesta inmunológica robusta”, explica Pontigo. Una situación que se puede asimilar al papel del centinela del puente Bifröst en el planeta Asgard (para quienes han visto la serie Thor de Marvel), quien vigila las fronteras del reino, alerta y organiza a los asgardianos sobre la proximidad de los invasores, para repeler su ataque.

En este trabajo se identificó y caracterizó uno de los tantos receptores que contiene el sistema inmunitario del salmón Atlántico. “Para ello analizamos la secuencia de seis variantes, y dedujimos la secuencia de aminoácidos que codifica dos isoformas diferentes, evaluando su expresión frente a una infección en salmón Atlántico con la bacteria Piscirickettsia salmonis“, precisó el investigador.

Según el académico, los resultados de este estudio “van a aumentar el conocimiento del sistema inmunológico en estas especies, ayudando no soolo a la comprensión de los mecanismos de virulencia de los principales patógenos que afectan a esta industria exportadora, sino que también al mecanismo de defensa inmediato que posee el huésped. Esto permitirá contar con información útil en la identificación de nuevos blancos terapéuticos para el diseño de terapias alternativas a los antibióticos, para la prevención y/o control de estos patógenos, aumentando la sustentabilidad de la salmonicultura nacional”, aseguró Juan Pablo Pontigo.

Investigación

La investigación del Dr. Pontigo se titula “Identificación y caracterización de componentes del complejo inflamosoma en salmón Atlántico (Salmo salar), y su efecto en la modulación de la respuesta inmunológica frente a una infección viral y bacteriana”. Es financiada por el proyecto Fondecyt 3180251.