En relación con la detección de trazas de Covid-19 (coronavirus) en la superficie de un embalaje de centolla chilena exportada a China, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) subrayó que “es muy importante” precisar que el hallazgo se produjo en destino en el marco de los controles implementados por la autoridad sanitaria china, que tienen como propósito establecer medidas preventivas ante una posible contaminación de superficies con Covid-19.

Esto no significa en ningún caso -aseguró Sernapesca- que los productos contengan el virus, y en este punto es importante mencionar los pronunciamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que en reiteradas ocasiones ha subrayado que no existe evidencia alguna que indique que el Covid-19 pueda transmitirse por la comida o empaques de alimentos.

En este marco, Sernapesca recordó que como organismo público y estatal fiscaliza que todos los establecimientos pesqueros y acuícolas chilenos cuenten con protocolos de bioseguridad, los que están basados en las recomendaciones de FAO/OMS y del Ministerio de Salud de Chile (Minsal).

“Enviamos un informe donde reiteramos que como Sernapesca damos garantías que las plantas chilenas cumplen con todas las recomendaciones internacionales para evitar la contaminación, y que tras una exhaustiva investigación no hemos podido encontrar una fuente posible de contaminación, ya que en el período en que se embarcó el envío (entre junio y septiembre) donde se produjo el hallazgo, no hubo operarios positivos en la planta, por ende, no hay un vector humano que pudiese explicar la contaminación”, detalló la directora nacional de Sernapesca, Alicia Gallardo.

De todos modos, en virtud del hallazgo notificado por la autoridad china, la timonel del Servicio dijo que se mantienen los controles en plantas procesadoras y que la situación se estará reportando periódicamente.

*Créditos de la foto destacada (de contexto): César Salgado.