Este jueves 10 de diciembre se realizó el webinar “Utilizando la genómica para acelerar la mejora genética en la acuicultura”, organizado por Illumina y donde se contó con la exposición del profesor asociado de la Universidad de Chile, Dr. José Manuel Yáñez.

En la ocasión, el académico partió relatando la larga historia que ha tenido el mejoramiento genético en la salmonicultura chilena. Según sus palabras, estos esfuerzos comenzaron en 1992 en un trabajo efectuado entre el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) y la Universidad de Chile, con la participación del Dr. Roberto Neira. Esto sentó las bases para que a partir de 1997 aparecieran los primeros programas de mejoramiento genético para salmón coho, Atlántico y trucha arcoíris en el país.

En cuanto a los objetivos de mejora y criterios de selección, los principales requerimientos en la industria chilena del salmón tienen que ver con: mayor tasa de crecimiento (peso a cosecha), mayor sobrevivencia (resistencia a patógenos específicos) y calidad del producto (color de la carne, rendimiento de filete y contenido y composición de grasa).

El académico destacó que, según la evidencia acumulada en estos años, es posible afirmar que el mejoramiento genético funciona perfectamente en los peces, incluso mejor que en especies terrestres. Por supuesto, ha habido algunos caracteres donde el trabajo ha sido más fácil, mientras que en lo referido a sobrevivencia, sobre todo resistencia a enfermedades, y calidad de producto, ha sido un tanto más complejo.

No obstante, los últimos años se ha avanzado bastante en la implementación de “selección genómica”, una herramienta que puede acelerar el progreso genético, pero que requiere de una plataforma de genotipado de SNPs (single nucleotide polymorphism o polimorfismo de nucleotido único) de rutina.

El Dr. José Manuel Yáñez explicó en detalle cómo funciona la selección genómica. Comentó que este mecanismo está siendo bastante utilizado en salmones –de hecho hay grandes esfuerzos para desarrollar peces resistentes a P.salmonis y cáligus en Chile– y, según lo informado, se está tratando de aplicar también a tilapia en Centroamérica y otros peces de cultivo (a menor escala) como pacú y tambaqui.

En Chile, el académico está trabajando bastante con la casa genética AquaGen –y Blue Genomics–, con foco en madurez sexual, resistencia a P. salmonis y piojo de mar. También mencionó que se espera explotar información de secuencias de genomas para identificar QTLs y realizar meta análisis de diferentes poblaciones. Además, se pretende integrar genómica cuantitativa y funcional.

Uno de los desafíos, mencionó el especialista, está en hacer que la aplicación de esta tecnología tenga un menor costo y poder llegar, de esa forma, a especies producidas a menor escala (en Centroamérica por ejemplo), pero que se verían muy beneficiadas con el uso de esta herramienta.

Entre sus conclusiones, el investigador expuso que “el mejoramiento genético en acuicultura permite mejorar la eficiencia de los sistemas productivos” y que “los paneles de SNP han ayudado a descubrir la base genética de rasgos económicamente importantes en peces de cultivo”. Asimismo, “la selección genómica acelerará el progreso genético para características de interés productivo en la acuicultura”.

José Manuel Yáñez también invitó a los usuarios a participar del XIV International Symposium of Genetics In Aquaculture, el cual está programado entre el 28 de noviembre y 3 de diciembre de 2021 en Puerto Varas (región de Los Lagos). Debido a la pandemia, la realización del evento podría tener cambios. No obstante, los organizadores están esperanzados de que para esa fecha se pueda concretar este importante encuentro. Más información en www.isga.uchile.cl.

Este seminario, en tanto, está disponible para verlo “bajo demanda” de forma gratuita pinchando aquí.

Foto principal: AquaGen