Este miércoles 16 de diciembre se realizó el “Webinar Internacional Caligus 2020”, organizado por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), en el cual se pudieron conocer experiencias y tecnologías utilizadas para combatir el piojo de mar tanto en Noruega, como en Chile.

En el encuentro, se pudo apreciar la experiencia de las empresas Cermaq y Mowi, tanto en Noruega, como en Chile, respecto a nuevos enfoques y tratamientos para combatir al piojo de mar (ver nota relacionada). Pero además, al finalizar el seminario, tres empresas proveedoras del sector –SalmoClinic, Smir y Aquabyte– expusieron las alternativas innovadoras que ellos ofrecen para un manejo y control más eficiente del parásito.

En el caso de SalmoClinic, esta ofrece la posibilidad de realizar, en naves especialmente diseñadas para estos efectos, tratamientos vía baño a través de un sistema de flujo continuo y no por batch, como se suele realizar en gran parte de los wellboats que se destinan a estas faenas.  Esta alternativa presentaría una serie de ventajas, como un mayor control en la dosis aplicada en términos de tiempo de exposición y concentración del producto terapéutico. De igual forma, se puede tener un mayor control de la calidad de agua, lo que se traduce en menos estrés para los peces, a lo que se suma un monitoreo y registro continuo de datos y bajo requerimiento de agua y energía, según lo explicado por el gerente general de la firma, Hans Kossmann.

En la ocasión se informó que la primera de estas embarcaciones está en etapa de construcción y se estima el inicio de operaciones para julio o agosto de 2021.

En cuanto a la noruega Smir, esta promueve su tecnología “Hydrolicer”, sistema que ha estado mostrando importantes resultados en el combate del piojo de mar en el hemisferio norte y espera obtener los mismos resultados en la salmonicultura nacional. Según lo explicado, Hydrolicer es una tecnología mecánica que tiene una cámara de succión que ayuda a que se desprenda el cáligus de los peces. Posteriormente, se utiliza agua de mar a baja presión para remover los parásitos. Esto se realiza con poca presión y agua de mar a temperatura ambiente. Además, no cuenta con piezas móviles que puedan dañar a los peces, según lo explicado por el representante de la firma en Chile, Ricardo Moraleda.

El ejecutivo acotó que en Chile la compañía Servicios Marítimos Altamar compró dos líneas de Hydrolicer, con capacidad de tratamiento de 70/80 toneladas hora, los que serán montados en la embarcación “El Pionero”, un barco oceánico de gran autonomía (similar a los que se usan en Europa) y que se espera que en los próximos meses entre en operación.

Finalmente, fue el turno de Aquabyte, empresa que utiliza los últimos avances en materia de software e inteligencia artificial para ofrecer soluciones para los salmonicultores tanto de Noruega como de Chile. Mediante el uso de cámaras, Aquabyte es capaz de monitorear varios aspectos del cultivo, como la biomasa y peso de los peces, conteo automático de piojo de mar, bienestar animal y análisis de alimentación y crecimiento. “Si es visible, es medible”, expresó el fundador y CEO de la firma, Bryton Shang.

En cuanto al conteo de piojos, el ejecutivo celebró el hecho de que recientemente las empresas clientas de Aquabyte –Kvarøy Fiskeoppdrett AS y Seløy Sjøfarm AS– fueron las primeras en recibir el visto bueno de la autoridad noruega para operar una de sus instalaciones utilizando solo esta tecnología. Esto significa que no tendrán que sacar los peces de la jaula todas las semanas para el conteo manual, optimizando así las operaciones y mejorando el bienestar de los peces. Se cree que esta tecnología permitirá controlar y conocer de mejor forma la parasitosis, es decir, anticipar tratamientos, conocer su efectividad y el porqué de la evolución de la infestacion al poder relacionar aspectos como temperatura y oxigenación.

La subdirectora de Acuicultura de Sernapesca, Marcela Lara, valoró estos avances y mencionó que servirán de insumo para las modificaciones que se realicen al Programa Sanitario Específico de Vigilancia y Control de Caligidosis. Precisó que el cuidado del medio ambiente y el bienestar animal, de hecho, serán algunos de los pilares fundamentales del nuevo documento que se está preparando.