Salvaguardar la vida humana en el mar y apoyar el rescate de cualquier ciudadano que lo requiera, es una de las principales misiones de la Armada de Chile, labor que durante la temporada estival aumenta. De ahí la importancia de que tanto el personal como las unidades navales vayan modernizándose según las nuevas necesidades.

Ante esta realidad, el proyecto “Gaviota” adquiere relevancia, ya que consiste en la modernización de la flota de helicópteros de rescate y la renovación de cinco de sus unidades.

El martes 22 de diciembre fue la fecha en que se entregó a la Armada de Chile, la primera de las cinco aeronaves, en una breve ceremonia en la Base Aeronaval “Torquemada”, cumpliendo con todos los protocolos sanitarios ante la pandemia que se vive en el país.

Fue el director general del Territorio Marítimo y Marina Mercante, vicealmirante Ignacio Mardones, quien destacó la importancia de este hito para la institución y para la aviación naval. “Hoy es un día extraordinario, un día muy importante para la Armada por el hecho de contar con estos helicópteros. Como siempre lo hemos dicho, yo creo que nosotros desde que ingresamos a nuestras escuelas matrices siempre tenemos en mente salvar vidas humanas y cualquier esfuerzo que hagamos por poder tener mejores medios, mayor capacidades para ayudar a nuestros compatriotas es algo que nos llena de orgullo”, expresó.

Respecto de la modernización de los helicópteros, el vicealmirante Mardones destacó que “éste es un proyecto que, a mi juicio, está muy bien armado desde varios puntos de vista. Uno de ellos, que es el más importante, es la capacitación. Logramos que tanto los pilotos, mecánicos y la gente que va a manejar este proyecto hiciera cursos que corresponden tanto en Chile como en el extranjero, permitiendo con esta primera aeronave, tener un tiempo de adaptación, de manera que cuando el proyecto esté completo, tengamos la posibilidad de que en la época estival contemos con un helicóptero en los principales balnearios del país”.

Por su parte, el comandante de la Aviación Naval, contraalmirante Carlos Huber, ante la llegada de esta unidad aeronaval, comentó en la ceremonia que “para nosotros es un orgullo el día de hoy estar en esta significativa, pero pequeña ceremonia que nos va a dar una nueva aeronave a la aviación naval. Un proyecto anhelado hace mucho tiempo. Tener aquí en la loza la aeronave, que para muchos fue un anhelo y sobre todo para los helicopteristas, tener un reemplazo del UH – 57 Jet Ranger, con el cual muchas generaciones aprendimos a volar y rescatamos vidas durante largas temporadas en la guardia de playas, es un gran orgullo”.

Cabe destacar que el proyecto “Gaviota” consta de la modernización de cinco helicópteros. Este 2020 se recibió el primero, el 2021 se recibirán dos más, mientras que durante el año 2022 llegarán los dos últimos helicópteros, por lo que para el 31 de diciembre del 2022, la Armada de Chile dispondrá de cinco nuevas aeronaves para poder continuar con la importante labor de salvaguardar la vida humana en el mar.