Más de 50 estudiantes de la carrera de Biología de la Universidad de Valparaíso (UV) están cursando los talleres virtuales que los convertirán en “Centinelas del Mar”. Esto les permitirá proteger nuestra fauna marina y enseñar a la población a reaccionar en situaciones de riesgo para el animal o para ellos mismos.

La iniciativa fue impulsada por la Dirección Regional de Sernapesca Valparaíso, la UV y la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Economía, a través de la Mesa Interuniversitaria Reemprende Valparaíso (MIRV). Su objetivo es que las personas sepan qué hacer ante los varamientos que sufren algunas especies y que se incrementan en la zona central durante el verano. También enseña a identificar mamíferos marinos, tortugas y pingüinos, y las precauciones que deben tomarse en cada caso.

Para la directora regional de Sernapesca Valparaíso, Soledad Tapia, este trabajo colaborativo aporta una nueva mirada respecto a la conservación marina: “Queremos que la Brigada de Rescate de Animales Marinos pueda difundir la importancia de nuestro comportamiento frente a los animales, porque sabemos que existe un gran desconocimiento por parte de la comunidad. Por eso, junto a la Universidad de Valparaíso, prepararemos a los estudiantes de la carrera de Biología Marina para ser centinelas del mar, además de ojos y oídos de lo que ocurre en nuestra costa”.

Por su parte, el secretario regional ministerial (seremi) de Economía, Fomento y Turismo, Alejandro Garrido Báez, destacó “el importante rol que está jugando el mundo académico para promover un turismo responsable y consciente de la necesidad de cuidar nuestra biodiversidad”.

Agregó que “en la Mesa Interuniversitaria Reemprende Valparaíso ya veníamos trabajando con las casas de estudio para entregar herramientas de capacitación a emprendedores y pymes (pequeñas y medianas empresas), con el fin que logren sobreponerse a las complejidades de la pandemia y podamos reactivar la economía. En este caso, los ‘Centinelas del Mar’ jugarán un rol clave para hacer de nuestra costa un lugar aún más atractivo para los visitantes, una vez que superemos la crisis sanitaria”.

Luego, dijo que “es una mirada económica-sustentable con la que esperamos contribuir a que toda esta riqueza natural pueda también ser disfrutada por las futuras generaciones, entendiendo además que la tarea de cuidar nuestra región requiere de la participación de  actores del mundo público, privado y académico para abordar las variables medioambientales, económicas y sociales, entre otras. Ese es el valor de esta iniciativa que estamos potenciando con mucha fuerza”.

Los talleres se iniciaron durante la tercera semana de diciembre y seguirán impartiéndose en 2021 para integrar otros estudiantes, grupos de funcionarios de la autoridad marítima y nuevas interesadas e interesados en el cuidado de nuestra variada fauna marina.