Este jueves 7 de enero, el Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal), brazo técnico de la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile), entregó un balance de su gestión durante el año 2020, marcado por la pandemia mundial del Covid-19, así como su plan de trabajo para 2021.

En la ocasión, el gerente general de Intesal, Esteban Ramírez, partió destacando que en noviembre de 2020 la entidad cumplió 25 años. “Somos una institución con mucha tradición. Hemos evolucionado con la misma industria, desde los inicios de esta, cuando había muy poca información, hasta lo que es hoy”, sostuvo el ejecutivo. Mencionó que si bien debido a la pandemia no se pudo conmemorar este acontecimiento de manera presencial, la institución usará en los próximos meses un nuevo logo, donde se hace alusión a este significativo cumpleaños.

Dentro de los ámbitos de acción de Intesal en 2020, se destacó que la entidad trabajó en las siguientes áreas: articulación de I+D+i, medio ambiente, salud de peces, inocuidad alimentaria, Comex, bases de datos y análisis, difusión de ciencia y tecnología, temas técnico/regulatorios, informes y servicios especiales y servicios a grandes eventos de ciencia acuícola.

En el ámbito de la articulación, Esteban Ramírez, enfatizó que “todo lo que hacemos tiene que ver con articular”. De hecho, el instituto propende a que instituciones del ecosistema de investigación, desarrollo e innovación consideren los temas de la agenda de investigación del instituto, con el fin de ir encontrando soluciones a las diversas brechas del sector. Para ello, se trabaja con varias instituciones y científicos de distintos ámbitos.

El ejecutivo también acotó que en 2020 se tuvo que modificar en cierta forma la agenda de Intesal, con el fin de responder a las inquietudes que comenzó a presentar la crisis sanitaria por Covid-19. En el área de salud, por ejemplo, se trabajó para articular la red de laboratorios de la industria que pudieran realizar test PCR para detectar Covid. “La industria ha sido pionera en PCR en Chile. Esa capacidad instalada se puso a disposición”, sostuvo el profesional, acotando que incluso se podría avanzar más en esta materia y expandir dicha capacidad.

De igual forma, “desde abril, aproximadamente, hicimos los primeros protocolos Covid, basados en la experiencia que teníamos en salud de peces. La industria sabe muy bien cómo manejar bioseguridad, por la crisis del virus ISA. Eso se trató de aplicar para contener ahora este virus humano”, comentó el ejecutivo. Añadió que estos protocolos se fueron mejorando con el tiempo y son los que se han implementado en centros de cultivo, plantas de proceso, transporte y otras operaciones salmonicultoras.

En cuanto a inocuidad alimentaria, Intesal también tuvo bastante trabajo el año que recién pasó. Aquí, el caso de China fue el que marcó la agenda. Y es que, a mediados de junio, comenzaron a salir informaciones que vincularon –primero al salmón y luego a otras proteínas del mar y animales en general– con la posible propagación de Covid-19, sin que existan antecedentes científicos que avalen aquello. De ese modo, el instituto se concentró en aportar información para las autoridades pertinentes explicando que estas inquietudes no tenían base. Asimismo, se brindó apoyo en las primeras visitas virtuales que realizaron autoridades chinas a plantas en Chile para mostrar los altos niveles de bioseguridad de las instalaciones nacionales. “Nos reunimos también con la FDA para mostrar que es posible hacer vigilancia remota”, sostuvo Esteban Ramírez, precisando que avanzar en esta materia fue de vital importancia para poder cumplir con ciertos protocolos y requisitos para exportar en tiempos de pandemia.

Intesal también brindó este año asesoría a las empresas en cuanto a una serie de protocolos y regulaciones que emergieron tanto en el contexto de la crisis sanitaria, como en el marco de cambios normativos vinculados a la estricta operación del sector. Se revisaron, de hecho, más de 75 regulaciones con componente técnico.

En términos de I+D, en tanto, el organismo participó en al menos diez instancias de investigación científica, ya sea de manera directa o colaborando. Un ámbito relevante en esta materia es la colaboración que se mantiene con el Monterey Bay Aquarium (MBA) de Estados Unidos, que buscar promover la reducción de uso de antibióticos en el sector. De hecho, se entregó en 2020 un primer informe que ya dejar ver buenos resultados.

Medio ambiente y salud de peces

En medio ambiente, se logró que más 150 colaboradores se capacitaran en el ámbito de Floraciones Algales Nocivas (FANs) y mamíferos marinos, así como se avanzó en el desarrollo de un acuerdo de sustentabilidad en economía circular y cambio climático. De igual forma, se promovieron buenas prácticas en el ámbito del programa “Comprometidos con el Mar”, que busca minimizar los residuos en los centros de cultivo, y se abordaron temas relacionados con manejo de mortalidades (ensilaje), apoyo técnico respecto del Reglamento de Lodos de Pisciculturas, participación en comisiones de la Política Nacional de Cambio Climático y desarrollo de un Plan de Reducción de Uso de Desinfectantes.

Intesal –que cuenta con una renovada página web– también avanzó en temas de salud de peces a través de seis mesas de trabajo permanente, así como en difusión de la ciencia, tecnología y desafíos del sector. De hecho, la entidad realizó tres eventos on line, con más de 400 participantes. Se emitieron cinco documentos, manuales o procedimientos y se participó en cinco consejos universitarios. Además, el instituto participó en diversos seminarios y eventos nacionales e internacionales.

Planes para este año

Para 2021, en tanto, el foco de la entidad estará en medio ambiente. De hecho, se espera que un profesional del ámbito científico se integre este año a Intesal, con el fin de que pueda apoyar en esta temática. Dentro de este contexto, se espera abordar asuntos como antibióticos, limpieza de playas, vinculación territorial, escapes de peces, fondos marinos, cambio climático y uso de químicos (eutroficación).