En un año muy inusual, marcado por la pandemia del Covid-19 (coronavirus), el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) asegura que mantiene “más que nunca” la vinculación con sus principales usuarias y usuarios: la pesca artesanal.

Es así como durante el año 2020, Sernapesca afirma que generó todas las instancias para garantizar la atención permanente a la pesca artesanal, disponiendo las medidas de bioseguridad establecidas por la autoridad sanitaria con el objetivo de asegurar la salud de las y los usuarios y funcionarias y funcionarios.

Bajo dicho escenario, el organismo estatal asevera que logró reducir en un 50% el tiempo de respuesta a la inscripción -en cualquiera de sus formas- en el Registro Pesquero Artesanal (RPA), disminuyendo desde 22 a once días corridos el tiempo promedio de respuesta a la inscripción. Dicha labor, de acuerdo con Sernapesca, “se logró tras la implementación de la oficina virtual donde las y los pescadores enviaron sus documentos, sin ir a la oficina, de forma más rápida, segura y expedita”.

En el país hay un total de 92.380 pescadoras y pescadores inscritos en el RPA, concentrándose casi un 59% en las regiones del Biobío y de Los Lagos. Durante 2020, específicamente, se recibieron un total de 2.543 nuevas solicitudes de inscripción, lo que sumado a las 142 solicitudes de inscripción de embarcaciones artesanales, dio un total de 2.695 solicitudes que se debieron atender remotamente dada la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Para Jessica Fuentes, directora nacional (s) de Sernapesca, “esta labor del Servicio viene a reforzar el compromiso con el sector pesquero artesanal y se suma a otras iniciativas como el Programa Caleta Más Cerca (C+C) y el Portal de la Pesca Artesanal: Caleta en Línea”.

Además, destacó el “gran compromiso y trabajo de todos los funcionarios y funcionarias de Sernapesca para llevar a cabo este gran trabajo que beneficia a miles de pescadores y pescadoras del país”.

*Foto destacada: gentileza Sernapesca.