Tras más de una década de investigación para implementar las bases del cultivo de la especie Seriola lalandi, también conocida como yellowtail, hiramasa, kingfish, vidriola, palometa o dorado, la empresa Acuícola del Norte (Acuinor) anunció importantes avances en el programa de mejoramiento genético de la especie, lo que permitirá lograr mayor rentabilidad en los procesos de cultivo RAS (sistema de recirculación de acuicultura), incluyendo menores consumos de alimento y peces que, de esta manera, debiesen crecer en forma más rápida y sostenible.

Apoyada por la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y con la asistencia técnica de la Universidad de Chile (UChile), desde 2014 la empresa viene trabajando en un plan de mejoramiento genético consistente en el diagnóstico poblacional de la especie en producción, generación de un modelo de mejoramiento y en el establecimiento de la población base del stock de peces reproductores.

De acuerdo con el Dr. Víctor Martínez, investigador del laboratorio FAVET-Inbiogen de la UChile, “se comenzó desde cero para definir la selección genética de animales para implementar un programa de mejoramiento genético de la Seriola lalandi que asegure la sostenibilidad del proyecto. Es el primero en su tipo para esta especie nativa, por lo que se necesitó partir investigando desde la genética básica de la especie”, detalló.

Para el proyecto de acuinor, ubicado en Caldera, región de Atacama, el programa genético es fundamental, ya que entre otras cosas permite generar herramientas para mejorar los índices de crecimiento corporal de esta especie y evitar problemas de consanguinidad en el largo plazo.

“Hemos desarrollado una plataforma de genotipado plenamente vigente a nivel nacional e internacional. Este desarrollo biotecnológico ha sido probado en diversas poblaciones de Seriola a nivel internacional, siendo efectivo en capturar la variabilidad genética a nivel del genoma completo. Esto consideró el desarrollo de un genoma de referencia no disponible hasta estas fechas a nivel internacional y los mapas de ligamiento que describen los cromosomas de esta especie”, explicó el Dr. Martínez.

Agregan que toda esta información permitirá mejorar las tasas de consanguinidad en más de la mitad de lo esperado mediante la aplicación de técnicas convencionales de pedigree. Además, se espera al menos un 25 por ciento de mayor respuesta de caracteres asociados a la robustez y crecimiento, lo que permitirá un aceleramiento de la rentabilidad del sistema y menores consumos de alimento, factores clave para la competitividad de mediano y largo plazo de este novel cultivo nacional.

Según el Dr. Martínez, en el marco de este trabajo se desarrolló, además, una herramienta de sexaje que ha sido probada en poblaciones de Seriola neozelandesas y australianas, siendo el porcentaje de asignación superior a un 95 por ciento. “Esta herramienta, imprescindible para el manejo y determinación de parámetros asociados a aspectos reproductivos de machos y hembras está plenamente vigente, no existiendo un desarrollo tecnológico similar en otros países, lo que ha permitido la internacionalización del denominado Programa Seriola”, afirma el especialista.

Acuícola del Norte S.A. está en fase de construcción e implementación del primer centro de cultivo de engorda comercial en tierra de Seriola lalandi en Chile, específicamente en la zona costera del desierto de Atacama, con ingeniería cien por ciento nacional a través de la asesoría de la empresa especializada APTA-AQUA, que permitirá contar con un pescado de carne blanca, rico en aceites poliinsaturados, bajo un modelo de producción continuo, con cosechas semanales y que estará disponible todo el año para el mercado nacional e internacional.

Capitales

Acuinor desarrolla el cultivo de Seriola lalandi con capitales propios y el apoyo de Corfo, mediante la ejecución de una serie de proyectos de investigación y desarrollo (I+D), y de los Programa de Diversificación de la Acuicultura Chilena y del Programa Tecnológico Estratégico para el Desarrollo de Tecnologías de Engorda.