El año 2020 fue de incertidumbre mayor producto de la pandemia del Covid-19 (coronavirus) en la industria del salmón. Es que nadie pensó que se prolongaría como sucedió y terminó impactando la producción, costos y ritmo de trabajo.

En este escenario, la gerenta técnica de la Asociación de Talleres de Redes y Servicios Afines de Chile A.G. (Atared), Soledad Zorzano, detalló a AQUA que para cuidar la salud del personal, se redujo de dos a un turno y/o menos personal por turno, entre otras medidas. “De modo que la productividad bajó sustancialmente”, subrayó la representante gremial.

Por su parte -ahondó-, los clientes, a pesar de bajar el ritmo en algún porcentaje, mantuvieron la demanda por servicios, lo cual en general permitió a los asociados de la Atared a continuar trabajando; en promedio, al 60-70%.

En relación con el 2021, Soledad Zorzano explicó que se proyecta mantener un 70% de ocupación. “Las empresas socias trabajan en readecuarse a esta realidad de manera que la gestión interna permita niveles razonables de eficiencia”, puntualizó, añadiendo que “es altamente probable que se revisen algunas decisiones de inversión proyectadas”.

En cuanto al personal, a fines de 2019 se estaba iniciando un proyecto de competencias laborales con el programa Chile Valora, interrumpido por la situación política del país primero y luego por la emergencia sanitaria. Eso sí, la gerenta técnica de la Atared afirmó que “se retomará este año para terminarlo según nuestra agenda, en noviembre próximo”.

Y para cerrar, dijo que están “muy activos en el análisis de las propuestas regulatorias impulsadas por la autoridad, así como promover otras que son de nuestro interés gremial pero también de la industria”.

*La foto destacada es de contexto.