Un grupo de 44 algueras y mariscadoras de la región de Coquimbo recibieron recientemente trajes de surf, botines, guantes y gorros que les permitirán desempeñar sus faenas de una manera más cómoda y segura.

Gracias a la indumentaria podrán, por ejemplo, protegerse de la baja temperatura del mar y de la inevitable humedad del entorno, mientras desarrollan sus tareas cotidianas.

La entrega de los kits de trabajo es el resultado de un programa del Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y de la Acuicultura de Pequeña Escala (Indespa), y se enmarca en una iniciativa que –a nivel nacional y en sus dos etapas– beneficia a mil mujeres e implica una inversión cercana a $300 millones.

“Uno de mis compromisos es promover el enfoque de género en el sector pesquero y acuícola. Hace pocos días, presidí la Mesa de la Mujer Pesa Artesanal. Ahora, se entregan estos equipos, que permitirán a algueras y recolectoras trabajar en condiciones más dignas. Seguiremos avanzando en esta línea”, aseguró la subsecretaria de Pesca y Acuicultura, Alicia Gallardo Lagno.

LEA >> Alicia Gallardo preside Mesa de la Mujer de la Pesca y concreta así su primer encuentro con el sector artesanal

LEA TAMBIÉN >> Alicia Gallardo: “La única forma de cuidar nuestros mares es que actuemos en conjunto”

RELACIONADO >> Directiva de Condepp se reunió con la nueva subsecretaria de Pesca y Acuicultura

Cada kit representa un aporte individual de $285 mil y beneficia a recolectoras de las caletas Playa Changa y Guayacán, de Coquimbo; El Sauce y Talca, en Ovalle, y caleta San Pedro, de Los Vilos. Los equipos se suman a otra indumentaria térmica entregada en diciembre pasado a 27 mujeres.

Las beneficiarias destacaron el aporte que implica para ellas acceder a estos implementos: “Estamos muy contentas, porque es algo nuevo que se recibe para las socias. Es algo bonito para ellas, para irse perfeccionando en su trabajo, porque muchas veces tampoco alcanza para comprarse su material de equipos de trabajo, entonces es una muy buena oportunidad para que sigan ejerciendo y no se queden estancadas”, valoró la secretaria del Sindicato Lord Willow de Mujeres Pescadoras, Yesenia Zúñiga.

En la región de Coquimbo, la entrega de los equipos fue encabezada por el secretario regional ministerial (seremi) de Economía, Fomento y Turismo, Carlos Lillo; la seremi de la Mujer, Ivón Guerra; y la directora regional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Cecilia Solís.

Lillo valoró el rol de las mujeres en la actividad pesquera artesanal y el trabajo conjunto con el sector, que ha permitido desarrollar distintas líneas concursables acorde con sus necesidades. “Las recolectoras de orilla juegan un papel importante en la actividad pesquera y economía de sus hogares, donde muchas veces generan el único ingreso. Seguiremos trabajando con nuestros más de cinco mil pescadores, hombres y mujeres de la región desde caleta El Apolillado hasta Pichidangui, agregando valor a una actividad tan característica de nuestro territorio”, aseveró la autoridad.

La seremi de la Mujer y Equidad de Género, Ivon Guerra, por su parte, sostuvo que el desafío es “fortalecer a las mujeres de mar y lo hacemos ayudándolas para que ejecuten de buena manera su  labor productiva. Nuestro Ministerio de la Mujer está comprometido con la autonomía económica femenina, y mucho más, en un área que tradicionalmente es ejercida por hombres. Queremos que la reactivación económica de nuestra región y país tenga rostro y sello de mujer”, afirmó.

La directora regional de Sernapesca, Cecilia Solís, también destacó el aporte: “Ellas realizan una labor muy sacrificada todos los días en el mar para recolectar sus algas y estos trajes es una medida para proteger su seguridad y condiciones de temperatura para su labor. Es una muy buena medida de apoyo”, enfatizó.

Esta segunda etapa del programa completa la entrega de 490 kits para igual número de mujeres en once regiones del país, y se suma a otras 510 beneficiarias equipadas en diciembre.