Los productores de salmón escoceses han pedido a las autoridades la creación de un grupo de trabajo transfronterizo para resolver los problemas de exportación experimentados por las empresas acuícolas-pesqueras en lo que va de 2021. Esto, debido a los efectos del Brexit.

LEA >> Sector salmonicultor de Escocia ve con cautela acuerdo alcanzado con la Unión Europea

El director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) de la Organización de Productores de Salmón de Escocia (SSPO), Tavish Scott, ha llevado la idea de dicho grupo de expertos a los ministros del gabinete de ambas administraciones (gobiernos de Escocia y del Reino Unido).

Desde la introducción de nuevos controles, reglas y regulaciones burocráticas a principios de año, provocada por el final del período de transición del Brexit, los exportadores de productos del mar han tenido que enfrentar retrasos, pedidos cancelados y clientes perdidos.

LEA >> Salmonicultores de Escocia apelan a la prioridad en el canal de la Mancha

LEA TAMBIÉN >> Salmonicultores de Escocia: “Cada retraso obliga a bajar el precio de nuestro producto”

De acuerdo con la SSPO, la situación ha mejorado durante la última semana, pero todavía existen serios problemas, principalmente relacionados con la enorme cantidad de nuevos trámites que se necesitan para exportar productos del mar a la UE.

En este escenario, Tavish Scott enfatizó que hay una clara necesidad de reunir a expertos de Escocia y el Reino Unido para trabajar en las cuestiones pendientes para ofrecer un sistema de exportación de alimentos eficiente y rápido a la UE.

La SSPO propone que, junto con los ministros de los gobiernos de Escocia y Reino Unido, participen altos funcionarios, transportistas y agencias responsables de administrar las nuevas regulaciones, incluidas las Normas Alimentarias de Escocia.

“Se ha realizado una gran cantidad de trabajo entre bastidores para tratar de resolver los problemas de papeleo que nuestro sector ha estado enfrentando desde el 1 de enero, pero todavía hay grandes problemas que deben resolverse. Nuestros clientes en Europa necesitan saber que pueden confiar en que nuestro salmón llegará a tiempo y, en este momento, no siempre podemos garantizarlo. Necesitamos solucionar estos problemas y la mejor manera es no repartir culpas, sino hacer que todos los expertos, de Escocia y el Reino Unido, se sienten a la mesa para resolver lo que realmente se debe hacer”, argumentó Scott.

El líder gremial añadió que por eso han pedido que se establezca un grupo de trabajo transfronterizo conjunto. “Estos problemas no son insuperables, pero debemos trabajar juntos con urgencia para solucionarlos”, reiteró.

“Indulgencia”

En tanto, continúa el llamado del Sindicato de Comerciantes de Pescado de Francia en Boulogne para que las autoridades muestren “indulgencia” hacia los exportadores de productos del mar británicos. Un comunicado emitido por Mareyage Boulonnais dijo: “Parece una vergüenza dañar una relación histórica prolongada por el bien de la burocracia y necesitamos tanta ayuda como sea posible durante un momento tan difícil como ya lo es”.

A lo que agregaron: “La industria puede adaptarse con bastante rapidez, solo necesita un poco de tiempo”.

LEA >> Salmonicultores de Escocia piden soluciones ante suspensión de rutas comerciales a Francia

Datos citados por la SSPO:

En enero, se exportaron a la UE alrededor de 3.100 toneladas de salmón entero fresco/refrigerado por un valor de 23 millones de libras esterlinas (la gran mayoría a través de Francia).

El equivalente a más de 100 toneladas diarias de salmón escocés fresco entero está en camino a la UE. Valor de exportación de £750.000 todos los días en enero.

Estimación de las pérdidas financieras del sector del salmón escocés en la primera semana de enero por pedidos cancelados, pescado con descuento y costos adicionales de personal por nuevos trámites: £3 millones.

Tavish Scott planteó la idea de un grupo de trabajo con Michael Gove, el ministro responsable de los asuntos del Brexit en el Gobierno del Reino Unido la semana pasada y también con Fergus Ewing, el secretario del gabinete escocés de Economía Rural.

Los problemas que han causado problemas a las exportaciones de salmón incluyen: el tiempo que lleva procesar los certificados sanitarios de exportación para envíos de pescado a la UE, el papeleo adicional necesario para procesar esos certificados, problemas de TI (tecnología de la información) en el Reino Unido, problemas de TI en Francia y confusión sobre qué documentos se necesitan (en papel y en formato electrónico).

*Créditos de la foto destacada: SSPO.