Diferentes especies pelágicas menores vararon en las playas Maule y Schwager de la comuna de Coronel, lo que sorprendió a las y los pescadores del sector. Iván Oyarzún, director regional (s) del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) en el Biobío, detalló que “se tomó conocimiento temprano del aviso de una varazón. De inmediato un equipo de nuestra oficina de Coronel acudió al lugar para verificar lo sucedido”.

Agregó que “en estos sectores efectivamente había varamiento de algunas especies distribuidas en forma no homogénea, encontrándose en el sector de un kilómetro en la playa de Maule”.

En cuanto al número de especies afectadas, se estimó que la cantidad de peces consistía entre 600 y 900 kilos, algunas varadas en playa y otras a orilla de mar en el rompiente de la ola. Se identificaron sardinas, anchovetas, pámpanos y algunas larvas de crustáceos.

Sobre la causa de este hecho, Oyarzún explicó que “en terreno no se pudo evidenciar contaminantes o hidrocarburos a los que se pudiera asociar esta mortandad”. Lo anterior, refuerza la hipótesis de que se trataría de un fenómeno oceanográfico denominado “surgencia”.

“Según lo que observamos en imágenes satelitales, puede ser por un fenómeno de surgencia que se pudo iniciar hace un par de días. Se trata de procesos oceanográficos que movilizan aguas profundas altas, pero con baja cantidad de oxígeno, lo que lamentablemente afecta el hábitat de estos animales que producen hipoxia y, por ende, a veces provoca el varamiento de estos mismos”, precisó el director regional (s) de Sernapesca Biobío.

La mascota institucional Chungungo aprovechó la instancia para educar a la ciudadanía en redes sociales sobre las ocurrencias de estos eventos marinos, que se hacen frecuentes en este periodo veraniego (vea aquí).