El uso de antimicrobianos en animales cultivados para el consumo humano puede conducir a la diseminación de bacterias resistentes a los antibióticos, que luego pueden transmitirse a los humanos a través de los alimentos y otras vías de transmisión. La resistencia antimicrobiana es, entonces, un desafío mundial para la salud pública y los sistemas alimentarios en general.

Los estándares de Mejores Prácticas de Acuicultura (BAP, por su sigla en inglés) siempre han requerido que los productores certificados por BAP no usen antibióticos, medicamentos u otros compuestos químicos prohibidos para la prevención de enfermedades y la promoción del crecimiento. Y ante esto, BAP ha creado otra opción para que los productores demuestren que están a la vanguardia de este tema.

«El estándar BAP Raised Without Antibiotics (RWA) es un protocolo voluntario que se creó bajo el estandarte BAP Vanguard como una forma para que los productores demuestren que están yendo más allá de lo que requieren otros estándares BAP. La norma se desarrolló para garantizar que los productos del mar cultivados se hayan producido sin el uso de antibióticos, ya sean aprobados para su uso por los organismos reguladores y/o permitidos para las especies que se cultivan», explicó BAP.

Para obtener la certificación de esta norma, los productores deben demostrar que cuentan con los procedimientos y prácticas necesarios para verificar que no se hayan utilizado antibióticos en todas las fases del ciclo de vida del animal. Al obtener la certificación de esta norma, los productores pueden utilizar la declaración de «Libre de antibióticos» o una declaración equivalente en la comercialización o en el empaque, según lo permitan las leyes nacionales.

«Actualmente, BAP está buscando productores certificados para probar esta emocionante oportunidad de demostrar que son líderes en este espacio. Si está interesado en participar con un piloto, comuníquese con nuestro equipo», añadió BAP.

Para más detalles, visite >> bapcertification.org