Tras el cierre del año 2020, la pesca industrial logró alcanzar un resultado positivo en cuanto a las exportaciones. Esto, porque un análisis realizado por la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca F.G.), reflejó que el año pasado las ventas al exterior registran US$1.763 millones, un 7,8% más si se compara con el 2019 y un 17,7% superior en términos de toneladas (t) exportadas (875.013).

Desde el gremio que agrupa a más de cien empresas pequeñas, medianas y grandes de la pesca industrial, atribuyen que ello se debe a la capacidad que tuvieron las compañías para reaccionar rápidamente a los cambios de mercados que fueron más activos y abastecer las demandas de algunos competidores.

En este sentido, se vio un alza por las ventas de conservas de mariscos en un 82% (US$71.686), harinas en un 52%, equivalentes a cerca de US$450 millones; conservas de pescado en un 49% (US$69 millones); jurel congelado en 5% (US$150,3 millones); choritos cocidos congelados en un 23% (US$28 millones), y aceites de pescado crudo y refinado en 38% (US$169 millones).

En tanto, la Sonapesca adujo que hubo una contracción en las exportaciones de productos como otros pescados congelados y frescos (merluzas, bacalao de profundidad, pez espada) de un 43%, y en otros mariscos congelados y frescos (centolla, jibia, erizo, camarón y langostinos, ostión del norte) de un 21%, principalmente derivadas del cierre de las plantas industriales de jibia. Lo anterior provocó que se capturaran 55.000 t, de una cuota de 200.000, unos US$150 millones menos.

Así lo aseveró el gerente de Sonapesca F.G., Héctor Bacigalupo, quien sostuvo que los productos que presentaron bajas se debe a los cierres de mercados para los productos frescos, especialmente consumidos en el canal HoReCa (HOteles, REstaurantes y CAtering); sin embargo, «el mantener estable las exportaciones o incluso un aumento se debe a que las flotas y plantas no han dejado de trabajar desde el inicio de la pandemia, la movilidad y proactividad de las empresas para buscar oportunidades en la demanda de los productos del mar, permite tener estos números azules. En definitiva, ha sido un trabajo de gran esfuerzo de las empresas y sus trabajadores para mantenerse operativos, sin despedir a nadie, pese al aumento de costos provocados por la pandemia», aseguró el ejecutivo.

Sin embargo, Bacigalupo precisó que aún se debe esperar cómo siguen reaccionando los mercados: «Estamos viviendo tiempos de incertidumbre muy importantes, ya que la situación de la pandemia aún no termina, y hay que mirar siempre cómo esto puede afectar el poder de compra o los hábitos de consumo de los países».

Precios

El informe también analizó los precios, reflejando que hay ciertos productos que aumentaron su valor si se compara con el 2019. Es el caso de las conservas de mariscos (110%) y pescados (35%), otros mariscos congelados y frescos (17%) y los choritos cocidos congelados (7%). No obstante, una situación contraria se registró en la comercialización de pescados congelados y frescos, cuyo precio cayó un 22%, al igual que las algas deshidratadas en 11% y aceites concentrados para el consumo humano en 51%.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), el sector pesquero aún está sujeto a los impactos indirectos de la pandemia a través de las cambiantes demandas del consumidor, el acceso al mercado o los problemas logísticos relacionados con el transporte y las restricciones fronterizas. Esto, a su vez, tendría un efecto perjudicial en la seguridad alimentaria y la nutrición de las poblaciones que dependen en gran medida del pescado para obtener proteínas animales y micronutrientes esenciales.

En ese sentido, Bacigalupo comentó que están «agradecidos de la institucionalidad nacional, como el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrel) y Sernapesca (Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura), que han trabajado fuerte y apoyado para mantener operativo el sector exportador y resolver algunas dificultades de operación y reactivación de la cadena de valor».

Principales mercados

El sector exporta a más de cien países, siendo los principales mercados para los productos del mar, China, que sigue siendo el principal socio comercial, con ventas que superan los US$282 millones, seguido por Japón con US$237 millones, en tercer lugar Estados Unidos con US$225 millones y en cuarto lugar España con US$156 millones; estos cuatro mercados corresponden al 51% de las exportaciones registradas.

Los diez principales mercados, en tanto, representan el 70% del valor exportado; mientras que el 44% tiene como destino Asia.