A pesar de la pandemia, el trabajo de Cargill por ofrecer mejores soluciones a sus clientes no se detiene. En conversaciones con AQUA, la presidenta de Cargill Aqua Nutrition, Pilar Cruz, comentó que la firma sigue avanzando en productos más sostenibles y que buscan mejorar la salud y bienestar de los peces. Incluso, hay novedades que se informarán prontamente.

“En Cargill, nuestro propósito está en el centro de todo lo que hacemos: alimentar al mundo de una manera segura, responsable y sostenible. Y nuestro negocio en acuicultura es una parte importante de este propósito. Recientemente, completamos nuestra estrategia a largo plazo y estamos entusiasmados con las oportunidades que vemos para el crecimiento orgánico e inorgánico”, comentó.

Así como la industria del camarón es un área clave de crecimiento para Cargill, la ejecutiva detalló que “también estamos muy comprometidos con continuar construyendo un sólido negocio de salmón a nivel mundial, incluida la inversión en capacidades en Chile, el mar del Norte y Canadá. Cargill tiene el talento, las capacidades y las relaciones sólidas con los clientes para permitir este crecimiento”.

¿La pandemia del Covid-19 (SARS CoV-2) significó cambios en los planes y propósitos de Cargill en 2020 y lo que va de 2021?

La pandemia del Covid-19 tuvo un impacto tremendo en todos nosotros en todo el mundo, ¡en cómo trabajamos y cómo vivimos! En Cargill, nuestros valores –hacer lo correcto, poner a las personas primero y llegar más alto– guían cada decisión que tomamos, incluida la seguridad de todos nuestros empleados y mantener abiertas nuestras instalaciones de producción durante la pandemia. Continuamos tomando muchas medidas de precaución para mantener todas nuestras plantas seguras y operativas para garantizar que podamos continuar sirviendo a nuestros clientes.

En Chile, estamos particularmente orgullosos de que, a pesar de los desafíos logísticos y vinculados a las cuarentenas, hemos podido mantener nuestras operaciones en funcionamiento. Además, la primavera pasada pudimos brindar apoyo a nuestras comunidades en Chile a través de la donación de kits de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) y equipos utilizados para detectar la presencia de SARS CoV-2. Somos optimistas sobre la capacidad de recuperación de nuestra empresa y nuestras cadenas de suministro; hemos podido atender a nuestros clientes a pesar de los desafíos. La pandemia también cambió la forma en que nos conectamos entre nosotros y con nuestros clientes, acelerando los desarrollos tecnológicos para brindar un mejor apoyo.

¿Cuál es su visión actual sobre la acuicultura y el potencial de este sector?

A pesar del año difícil que ha enfrentado nuestra industria y nuestro mundo, el hecho clave sigue siendo que la producción acuícola necesita más del doble, entre 2010 y 2050, para satisfacer la demanda de pescado proyectada según el World Resource Institute (WRI, 2018). Nuestro papel como empresa alimentaria global e integrada nos brinda una perspectiva única sobre de dónde venimos y hacia dónde vamos respecto de la industria de la acuicultura.

Uno de los principales desafíos para la acuicultura chilena e internacional es avanzar hacia una mayor sostenibilidad. En este sentido, ¿cuáles son los aportes que Cargill puede realizar?

Cargill se enfoca en crear soluciones de mayor calidad con un impacto menor en el planeta. Nuestras soluciones sostenibles y escalables garantizan el crecimiento a largo plazo de la acuicultura. Este 2021, me enorgullece decirles que estamos construyendo un negocio de nutrición acuícola aún mejor, un negocio que obtiene ingredientes más sostenibles, respalda la salud y el bienestar de los peces de cultivo y ofrece formas innovadoras de reducir el impacto ambiental. Tendremos algunas cosas interesantes sucediendo en esta área en las próximas semanas, así que los invito a estar atentos.

Se dice que la nutrición, junto con los avances en genética, vacunas y la implementación de buenas prácticas, son factores clave para lograr un buen desempeño productivo en la acuicultura. ¿Está de acuerdo con esta idea?

Sí. La nutrición seguirá contribuyendo a impulsar una producción eficiente como parte de un enfoque holístico de la gestión acuícola. Si bien el éxito es el resultado de múltiples factores, un factor clave que me gustaría resaltar que permite esta eficiencia son los datos, desde la información de alimentación y el crecimiento hasta el monitoreo en tiempo real de los datos del centro de cultivo. A medida que la tecnología mejore y esté más disponible, tendremos la capacidad de recopilar información sobre el comportamiento y la salud de los peces, la calidad del agua y otros riesgos y oportunidades. Esto permitirá a los acuicultores elegir los mejores alimentos y estrategias de gestión para la producción en cada ciclo, impulsando la eficiencia y cuantificando los impactos.

¿Cuáles son sus proyecciones para 2021 para la división Aqua de Cargill? La pandemia que aún persiste, ¿puede influir en los resultados y objetivos de la empresa?

Si bien han sido unos meses difíciles, en Cargill somos optimistas sobre el futuro a largo plazo de la acuicultura. De cara al 2021 y más allá, la tendencia a largo plazo para el consumo de productos del mar sigue aumentando, y como empresa, y como industria, estamos preparados para aprovechar esta tendencia. Cargill ha descrito nuestro negocio acuícola como una oportunidad importante para nuestra empresa, por lo que estamos entusiasmados con las inversiones futuras que continuaremos haciendo para apoyar el crecimiento de nuestros clientes.

Lea la entrevista completa a Pilar Cruz en la próxima edición de revista AQUA (febrero).