El Consejo de Pesca de Canadá (FCC, por su sigla en inglés) y la Alianza Canadiense de la Industria Acuícola (CAIA) dijeron complacerse en ver el lanzamiento de las consultas sobre la estrategia de economía azul del Gobierno Federal.

El Documento de Compromiso, presentado recientemente, muestra casi 90.000 empleos y $9.000 millones de dólares canadienses (US$7.074 millones) en contribución al producto interno bruto (PIB) por parte de la industria acuícola-pesquera.

«El sector pesquero y acuícola puede crecer sustancialmente tanto en puestos de trabajo como en valor para ayudar a impulsar la recuperación del Covid-19 y ayudar a Canadá a convertirse en un líder mundial en la economía sostenible de los océanos», aseguraron tanto el FCC como CAIA, que representan a los sectores nacionales de productos del mar silvestres y de cultivo de Canadá, respectivamente, y que han creado una visión y un plan de acción conjuntos para aprovechar la oportunidad de la economía azul y posicionar a Canadá como uno de los tres mejores productores mundiales de pescados y mariscos sostenibles para el año 2040.

La Estrategia de Economía Azul incluye tres objetivos de crecimiento sostenible y seis puntos de acción para ayudar a Canadá a alcanzar sus objetivos de economía azul. En esta línea, el presidente del FCC, Paul Lansbergen, comentó que «las y los canadienses han estado construyendo sus vidas alrededor de nuestros tres océanos durante cientos de años, siendo la industria de productos del mar una piedra angular de la historia de nuestra nación. Y ahora, estamos listos para establecer el liderazgo de Canadá en la economía azul global, con la industria acuícola-pesquera a la cabeza».

Compromiso

La industria canadiense de productos del mar comparte el sentimiento expresado en el Documento de Compromiso de la estrategia de economía azul de que Canadá debería ser un líder en esta materia. Con una de las costas más largas del mundo, tiene sentido que Canadá modernice sus sectores oceánicos de manera sostenible, y tanto como CAIA como en el FCC dicen «creer conscientemente que se requieren más puestos de trabajo en nuestras comunidades costeras e indígenas, y que nos centremos en la ciencia, la tecnología y la investigación para avanzar tanto en el retorno económico como administrativo de nuestros océanos».

«El potencial de la industria de pescados y mariscos de Canadá para la creación de empleo sostenible a largo plazo será fundamental para la recuperación del Covid-19 de Canadá y para el desarrollo de la economía azul», dijo Timothy Kennedy, presidente y director ejecutivo de CAIA, quien concluyó que «Canadá aún tiene que aprovechar la oportunidad de los productos del mar, y el desarrollo de esta estrategia es una oportunidad para enmarcar y hacer realidad la destacada promesa de la economía azul del país».

*La foto destacada es de contexto y corresponde a archivo de Mowi Canadá.