Un estudio vinculado a la Universidad Austral de Chile (UACh), sede Puerto Montt (región de Los Lagos), y a investigadoras e investigadores del Programa Integrativo del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (INCAR), analizó los patrones de distribución vertical del suministro de larvas y captura de semillas de tres especies de mitílidos: mejillón chileno (Mytilus chilensis), choro zapato (Choromytilus chorus) y cholga (Aulacomya atra) en un centro de captación de mejillones en el fiordo Reloncaví (región de Los Lagos).

El artículo científico denominado “Vertical distribution patterns of larval supply and spatfall of three species of Mytilidae in a Chilean fjord used for mussel farming: Insights for mussel spatfall efficiency” (traducción: Patrones de distribución vertical de suministro larval y captación de semillas de tres especies de Mytilidae, en un fiordo usado para el cultivo de mejillón: Perspectivas para la captación eficiente del mejillón) fue publicado recientemente por la revista Aquaculture (https://doi.org/10.1016/j.aquaculture.2021.736341).

La captación de semillas de mejillones en colectores artificiales se conoce como acuicultura basada en la captura (ACB), la que sostiene la producción de aproximadamente 350 mil toneladas de mejillones por año en Chile. Sin embargo, poco se sabe sobre los procesos que determinan una captación de semilla exitosa o no exitosa.

“El suministro de larvas que corresponde a aquellas que llegan a asentarse en los colectores se muestreó de manera intensiva en tres fechas, en cuatro estratos de profundidad (entre 0-13 m), entre diciembre de 2014 y marzo de 2015, complementada con el muestreo de variables ambientales de la columna de agua. La captación de semilla se muestreó mensualmente desde diciembre de 2014 hasta junio de 2015 en los mismos cuatro estratos de profundidad. Para esto se instalaron colectores de 13 metros (m) de largo en el área de estudio (centro de cultivo ‘Chaparano’ de la empresa Orizon, con el apoyo de José Videla)”, declaran las y los investigadores en el estudio.

El suministro de larvas de las tres especies de mitílidos no mostró mayores diferencias entre 0 y 13 m de profundidad, aunque la columna de agua mostró una amplia variabilidad en temperatura, oxígeno disuelto, salinidad y sigma-t.

Las semillas del mejillón chileno y de cholga mostraron una distribución vertical casi homogénea al principio (1 mm de longitud). Sin embargo, desde el tercer mes y luego de seis meses (cuando las semillas de mejillón alcanzaron 10- 15 mm de longitud), surgió un patrón de distribución estratificado de semilla, con el mejillón predominando entre 0 y 7 m de profundidad y la cholga predominando entre 7 y 13 m de profundidad.

En ambas especies hubo ~90% de pérdida de semilla en seis meses desde su máxima abundancia, lo que puede ser atribuido a mortalidad, desprendimiento u otro y debe ser mejor estudiado. Estos resultados sugieren una baja eficiencia en la producción de semillas en el área de estudio y se propone mejorarla a través de la revisión y ajustes de técnicas de captación. Además, se propone que el monitoreo estandarizado de la captación de semilla de mejillón es una prioridad, incluida su relación potencial con los bancos naturales de mejillón en los alrededores.

Pueden revisar el estudio, cuyos autores son Carlos Molinet, Marcela Astorga, Leny Cares, Manuel Díaz, Karol Hueicha, Sandra Marín, Thamara Matamala y Doris Soto, en el siguiente enlace: “Vertical distribution patterns of larval supply and spatfall of three species of Mytilidae in a Chilean fjord used for mussel farming: Insights for mussel spatfall efficiency”.

*Créditos de la foto destacada: Dr. Carlos Molinet ©. Imagen secundaria: diagrama de captación de semillas, Molinet et al. ©.