Son 45 los establecimientos mitilicultores que están participando en el Acuerdo de Producción Limpia (APL) para obtener el sello azul que los certifica como lugares que se apoyan en la sostenibilidad para alcanzar sus objetivos.

En este sentido, se ha consultado a varios de ellos sobre cuáles han sido sus mayores desafíos para obtener el certificado y qué es lo que los motiva a seguir adelante, pese al contexto de pandemia por el Covid-19 (coronavirus).

Uno de ellos es César Calcagno, de Chovi, localidad de San Juan, comuna de Dalcahue, en la provincia de Chiloé, región de Los Lagos, quien comenta que desde que partieron con el APL, “ha sido fantástico, ha cambiado el concepto de ver la higiene y limpieza, hay más hábitos por mantener el medioambiente limpio, como reutilizar, limpiar”. Y enfatizó: “Desde el momento en que nos instalamos en el mar, hay que dejarlo tal y como lo encontramos: limpio”.

En la misma línea, destaca que quienes trabajan con él han tenido un cambio de mentalidad desde que empezaron con el APL con respecto al medioambiente, y que “generar ese hábito es un logro para todos y todas”.

LEA >> Empresas acuicultoras realizaron piloto de limpieza de playas en Dalcahue

Guillermo Bahamonde, de la localidad de Calen, también perteneciente a la comuna de Dalcahue, subraya que uno de los grandes cambios que ha habido en la industria es el de pasar de las boyas de plumavit a las de plástico, “pues esto mejoró el tema de la contaminación en las playas. Por ejemplo, en el sector de San Juan de Calen no hay plumavit en las playas como se veía antes. Y el APL dio más impulso a cambiar esto, porque nos comprometimos más nosotros como mitilicultores”.

Más cambios

Son los mismos mitilicultores los que se ponen desafíos, como es el caso de Carlos Rojas, de la localidad de Quetalco (comuna de Dalcahue), quien valoró que surjan iniciativas propias “como indicar puntos limpios, poner carteles con información para los trabajadores, y que los mismos trabajadores han modificado su forma de tratar al medioambiente gracias al APL. En otras palabras, hemos visto cómo surgen los cambios”.

En la Asociación de Mitilicultores de Chile A.G. (AmiChile) destacan que son muchos los establecimientos que se están preocupando por obtener un buen puntaje y así lograr la certificación, demostrando motivación por parte de todas y todos los operarios y generando importantes cambios.

LEA >> Branco Papic: “La mitilicultura ha sabido adaptarse de buena forma a estos tiempos difíciles”

Es así como la gerenta general de la AmiChile, Yohana González, reconoció y felicitó a todas las empresas adheridas al APL y en especial a los productores pequeños, quienes -según dijo- encuentran en este acuerdo beneficios para seguir mejorando sus procesos, dándole más valor al cuidado del entorno donde desarrollan su actividad, además de implementar sistemas de gestión que antes de esta iniciativa muchos no tenían.

“Realmente es reconfortante escuchar lo comprometidos que están con el APL que busca, justamente, avanzar en la sustentabilidad de nuestra actividad”, manifestó la representante gremial.

LEA TAMBIÉN >> AmiChile reconoce el compromiso de mitilicultoras con el APL

*Fotos: gentileza AmiChile.