La Organización de Productores de Salmón de Escocia (SSPO, por su sigla en inglés) presentó recientemente pruebas a una Investigación del Gobierno del Reino Unido (EFRA) sobre “Exportaciones de productos del mar y carne a la Unión Europea (UE)” que evalúa los efectos del Brexit en el comercio con Europa.

La SSPO aseveró que los productores de salmón de Escocia se prepararon ampliamente para asegurarse de estar listos para los acuerdos comerciales posteriores al Brexit. Sin embargo, los problemas iniciales de las empresas asociadas a la SSPO surgieron al estar agrupadas con otras partes del sector acuícola-pesquero que estaban menos preparadas para lidiar con los complejos requisitos del papeleo de exportación y la falta de eficiencia en los procesos en los centros de distribución. Posteriormente, esto se ha visto agravado por fallas del sistema de tecnologías de la información (TI), problemas con las comunicaciones entre algunos transportistas, certificadores y exportadores, incoherencias en los puestos de control fronterizo (BCP) y una falta de conocimiento y comprensión de los requisitos posteriores al período de transición por parte de los comerciantes con sede en la UE.

LEA >> Salmonicultores de Escocia reiteran su preocupación por impactos del Brexit

De acuerdo con la SSPO, esta interrupción ha tenido como resultado varios impactos negativos. Existe evidencia de daño a la reputación del sector debido a los retrasos, y lo que los productores de salmón escoceses esperan sea una reducción temporal en la confiabilidad en los tiempos de entrega. Más común es una reducción general de los precios, ya que las primas están estrechamente relacionadas con la frescura de los alimentos y, por lo tanto, con la entrega a tiempo. Aún se desconoce el impacto total en términos de costos para los productores de salmón de Escocia.

LEA >> Salmonicultores de Escocia: “Cada retraso obliga a bajar el precio de nuestro producto”

La SSPO confía en que si estos problemas se pueden resolver, los valores de ventas e ingresos volverán a los niveles anteriores al Brexit y al Covid-19 (coronavirus) con espacio para un mayor crecimiento. Sin embargo, esto solo se logrará con el aumento de los costos y las complejidades provocadas por las barreras no arancelarias, que en última instancia afectan las ganancias.

LEA >> El Covid-19 golpea las exportaciones de salmón escocés

El director ejecutivo de la SSPO, Tavish Scott, dijo: “Seguimos pidiendo al Gobierno del Reino Unido que haga todo lo que esté a su alcance para minimizar la burocracia y las barreras no arancelarias con el objetivo de asegurar una ‘nueva normalidad’ aceptable del Día 1 para el Día 2 de entrega y un sistema simplificado para hacer frente a la burocracia adicional para el comercio entre el Reino Unido y la UE que surge de la salida de la Unión”.

Además, enfatizó Scott, el Gobierno británico debería cumplir con sus intenciones de entregar “la frontera más eficaz del mundo para 2025. También hemos pedido al Gobierno que negocie un ‘período de gracia’ para introducir gradualmente nuevos requisitos de trámites, similares a los garantizados para los movimientos de mercancías entre el territorio continental británico e Irlanda del Norte, en el pasado reciente. Continuaremos instando al Gobierno del Reino Unido a considerar esto”.

Para cerrar, el representante gremial adujo que “el salmón escocés es único en términos de la combinación de calidad superior y eficiencia de la cadena de suministro para que llegue a los mercados y consumidores en perfectas condiciones. Los vínculos comerciales fluidos y eficientes son vitales para mantener el salmón -y otros productos del mar frescos/perecederos- a la vanguardia de las exportaciones de alimentos del Reino Unido”.

LEA TAMBIÉN >> Salmonicultores escoceses celebran bajas cifras de piojo de mar

LE PUEDE INTERESAR >> SSC y Mowi colaboran en iniciativa de intercambio de sitios de cultivo

*Créditos de la foto destacada: SSPO.