Según la Organización de Productores de Salmón de Escocia (SSPO, por su sigla en inglés), la industria salmonicultora de su país ha incurrido en pérdidas de al menos £11 millones (US$15,3 millones al tipo de cambio actual) como resultado directo de los cambios provocados por el Brexit.

Las cifras de la SSPO muestran que las mermas son el resultado del papeleo adicional, los nuevos trámites de burocracia, los retrasos y la confusión causada por el final de la fase de transición del Brexit.

LEA >> Brexit: Sector salmonicultor de Escocia ve con cautela acuerdo alcanzado con la UE

Desde el 1 de enero de 2021, cuando el Reino Unido abandonó la fase de transición del Brexit y los exportadores tuvieron que lidiar con todos los efectos de no estar en el mercado único europeo, los productores de salmón han experimentado retrasos, algunos de los cuales han resultado en pedidos perdidos, entregas fallidas, pescado sin recolectar y productos con grandes descuentos en el mercado.

LEA >> Salmonicultores de Escocia piden soluciones ante suspensión de rutas comerciales a Francia

LEA TAMBIÉN >> Salmonicultores de Escocia apelan a la prioridad en el canal de la Mancha

El sector -de acuerdo con la SSPO- ha experimentado una pérdida inmediata de ventas del orden de 1.500 toneladas de producto.

LEA >> Salmonicultores de Escocia reiteran su preocupación por impactos del Brexit

El gremio, a su vez, afirma que los salmonicultores se “prepararon ampliamente” para los cambios y asignaron recursos adicionales “para mantener el proceso de suministro fluido y eficiente que disfrutaban anteriormente”. A lo que añadió: “Los productores de salmón escoceses tampoco han tenido más remedio que retrasar la recolección de 700 toneladas de pescado para minimizar el deterioro o la destrucción de sus productos de alta calidad”.

LEA >> Escocia: Salmonicultores piden ayuda para las exportaciones de productos del mar

Según la SSPO, el rubro ha experimentado varios costos crecientes que no están relacionados con la producción, que ascendieron a £200.000 (US$279 mil) solo en enero. Dichos gastos generales son el resultado acumulativo de documentos y recursos de exportación adicionales, costos de logística, costos administrativos y veterinarios, y por pérdida de personal como resultado de la reducción de la confianza en el cronograma de suministro.

El director ejecutivo (CEO) de la SSPO, Tavish Scott, argumentó que “esta no puede ser la ‘nueva normalidad’. Nuestros miembros no pueden garantizar tiempos de entrega fiables a la Unión Europea (UE), que es nuestro mercado exterior más grande. Seguimos pagando el costo del Brexit. Los sistemas deben optimizarse y adoptarse un toque más ligero en todos los lados para asegurarnos de que podamos seguir sirviendo a nuestros clientes europeos como lo hemos hecho en el pasado. Si no, se irán a otra parte y perderemos tanto comercio como clientes”.

“Hacemos un llamado a los gobiernos del Reino Unido y Escocia para que trabajen junto con nosotros y con la cadena de suministro para asegurarse de que no haya más bloqueos en el sistema que impidan que nuestros miembros lleven su pescado al mercado a tiempo”, añadió el representante gremial.

LEA >> Salmonicultores de Escocia: “Cada retraso obliga a bajar el precio de nuestro producto”

Cadena productiva

De acuerdo con datos de la SSPO, el sector de cultivo de salmón escocés proporciona empleo directo a más de 2.500 personas y mantiene al menos 10.000 puestos de trabajo en el procesamiento y la cadena de suministro. Solo en Escocia, 3.600 empresas trabajan con el rubro, que produce la mayor exportación de alimentos del Reino Unido.

Las pérdidas posteriores al Brexit siguen a un año difícil para los productores de salmón de Escocia después de que el impacto de la pandemia mundial del Covid-19 provocó ventas de exportación de £168 millones (US$234,2 millones).

LEA >> El Covid-19 golpea las exportaciones de salmón escocés

LEA TAMBIÉN >> En Escocia: Salmonicultores claman por compensaciones por ataques de focas

*Créditos de la foto destacada (de contexto): SSPO.