Este lunes 1 de marzo se inició la temporada 2021 de captura de sardina y anchoveta, recursos pesqueros que son capturados en casi un 80% por el sector artesanal y que son procesados en una decena de plantas de la pesca industrial. Esta materia prima se utiliza para la fabricación de harina y aceite de pescado y permite que unos 4 mil pescadores artesanales abastezcan de manera exclusiva a estas plantas ubicadas en Coronel, Lota y Talcahuano, en la región del Biobío.

LEA >> Pesquera Orizon se suma a la exportación de harina de pescado utilizando Siscomex

Según explicó Macarena Cepeda Godoy, quien es la presidenta de la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), la pesca industrial compra anualmente al sector artesanal “sardinero” unos US$80 millones de dicha materia, “quienes dependen de la actividad industrial en tierra para entregar su materia prima y tener ingresos, al igual que los 6.500 hombres y mujeres que laboran en la pesca industrial, en plantas y barcos. Juntos somos un círculo virtuoso, pues dependemos el uno del otro”, aseguró la ejecutiva.

La representante del gremio añadió que la pesca industrial de la macrozona centro-sur de Chile se encuentra operando con dinamismo, “es un verdadero motor económico y actividad estratégica en esta parte del país que, además, ha logrado proteger los empleos de todos quienes dependen de ella. Esto nos permite señalar que literalmente nuestro sector está sosteniendo la tranquilidad de miles de familias en Talcahuano, Coronel, Lota, Tomé y otras colindantes al Gran Concepción”, ahondó.

Adujo también que la pesca industrial es una actividad que ha podido resistir bien la pandemia y proteger a sus trabajadores directos y mantener la cadena de valor que depende de ella. “En la pesca industrial trabajamos 6.500 personas, el 50% corresponde a mujeres, en su mayoría jefas de hogar y, además, en ninguna empresa socia de Asipes se ha recurrido a la Ley de Protección del Empleo, por lo que nadie ha sido despedido de la pesca industrial producto de la emergencia sanitaria”, afirmó.

La presidenta de la Asipes llamó también a las y los pescadores artesanales e industriales a mantenerse “firmes y comprometidos” con las medidas sanitarias para seguir combatiendo la pandemia del Covid-19.

Respecto del transporte de pesca, Asipes informó que trabajarán en las faenas unos 80 camiones que han sido certificados en hermeticidad para el transporte de pesca, los que portarán un sello amarillo identificatorio.

Este año la cuota global de sardina y anchoveta es de 403.014 toneladas entre las regiones de Valparaíso y de Los Lagos.

LEA TAMBIÉN >> Subpesca actualiza cobro de patentes industriales

RELACIONADO >> Informan sobre cobro de anualidades de licencias transables de pesca