Después de una exhaustiva negociación, BioMar y Viet-Uc han firmado un acuerdo a través del cual BioMar se adjudicaría la mayor parte del negocio de alimentos extruidos de Viet-Uc. A través de esta adquisición, BioMar se asocia a uno de los principales grupos de productos del mar en Vietnam, activo en criaderos de camarones y de peces. La ambición es hacer crecer el mercado de productos alimenticios de alta gama, centrándose en sostenibilidad, trazabilidad, calidad y rendimiento, transacción que se encuentra sujeta a las aprobaciones habituales de las autoridades.

“Con esta asociación, abrimos una puerta importante al mercado vietnamita, uno de los principales países productores de camarón del mundo con una producción cercana a las 500.000 toneladas de camarón. Considerando el desempeño y la agilidad de la industria del camarón vietnamita durante la última década, y no solo este último año de pandemia, estoy seguro de que el mercado tiene un gran potencial de crecimiento”, explicó Carlos Díaz, CEO de BioMar Group.

Al observar los pronósticos del mercado, y el creciente enfoque del consumidor en productos del mar saludables y sostenibles, BioMar espera que haya una participación de mercado cada vez mayor para los alimentos de alta gama, lo que garantiza que los clientes puedan capturar valor al entregar productos certificados y personalizados a los canales minoristas globales.

Basándose en el modelo comercial de BioMar de promover la agilidad del mercado local en combinación con la excelencia global, la firma pronto podrá convertir la investigación y el conocimiento sobre los alimentos para camarones en nuevas ofertas de productos y servicios para el mercado vietnamita.

“BioMar ya es un importante productor de alimento para camarones en América del Sur y Central y nuestra ambición es continuar el viaje para convertirnos en un actor importante dentro de los alimentos para camarones de alta gama. En los últimos cinco años, hemos establecido una producción significativa de alimento para camarones en Ecuador y Costa Rica en asociación con granjeros locales a gran escala. Ahora, agregar a Vietnam a la ecuación nos permitirá construir una relación sólida tanto con el mercado de Vietnam como con los países vecinos y, al mismo tiempo, generar beneficios a partir de la relación entre el desarrollo genético y nutricional. Asociarse con una de las empresas líderes en este campo para desarrollar alimentos de alto rendimiento, conceptos y colaboraciones en la cadena de valor tiene mucho sentido para promover un desarrollo positivo de la industria camaronera”, concluyó Carlos Díaz.