A un año desde la declaración de pandemia del Covid-19 (coronavirus), las y los afectados por la crisis sociosanitaria no paran de sumar, al igual que las ayudas solidarias, entre las cuales, desde la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (AmiChile) y sus socios, suman ya cientos de toneladas.

Ollas comunes, asilos de ancianas y ancianos, fundaciones de apoyo a la comunidad, juntas de vecinas y vecinos, emprendedoras y emprendedores, centros de salud familiar (Cesfam), hospitales y otras organizaciones e instituciones han recibido aportes, ya sean en alimentos producidos por las empresas o bien donaciones en abarrotes.

En el caso de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Urbanas de Ancud (provincia de Chiloé, región de Los Lagos), su presidenta, Adriana Gallardo, destacó: “A nosotros se nos acercó Branco Papic (presidente de la AmiChile) cuando empezó la pandemia, en abril, y nos hizo una importante donación”, dando cuenta del espíritu colaborativo de los mitilicultores.

“Nuestras empresas socias y como AmiChile, propiamente tal, desde que comenzó la crisis, estamos preocupados en apoyar para la solución de problemas causados por la pandemia, siempre preocupados en cooperar con la comunidad y las autoridades”, aseguró Yohana González, gerenta de la gremial que agrupa a más de medio centenar de productores de mitílidos.

Entre estas acciones se recuerda el túnel sanitario instalado en Chonchi, en abril de 2020; el centro de testeo de saliva móvil en la misma comuna; las sanitizaciones en distintas comunas; los aportes en insumos sanitarios a Cesfam de Quemchi y Chonchi (ambas pertenecientes a la provincia de Chiloé); las ayudas a las y los emprendedores de turismo en Quemchi; las tablets donadas a los hospitalizados por Covid-19 en Castro (capital de la provincia de Chiloé); o los abarrotes entregados a la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Urbanas de Ancud.

A estos aportes se suman otros realizados a través de la asociación gremial o directamente desde sus empresas socias con las comunidades. “Estamos siempre atentos de las necesidades de los sectores donde trabajamos y cuando podemos cooperar, lo hacemos”, afirmó la gerenta de la AmiChile, recalcando que “para esto es clave la comunicación que mantenemos con la comunidad”.